Su vida es una auténtica polémica, y parece que desde hace unos días no gana para disgustos. Hablamos de Marta Luisa de Noruega, la princesa más mediática de la Casa Real, ahora más aún por su relación con el chamán Durek Verret.

Artículo relacionado

Tras estallar contra los medios de comunicación confesando en un reciente podcast su enfado con los paparazzis de su país, reconociendo que no la dejan ni a sol ni a sombra, la semana pasada salía a la luz que tanto ella como su pareja habían contratado los servicios de un reconocido abogado para defenderse de las difamaciones del exnovio de Durek.

Marta Luisa de Noruega y Durek Verret

Pero no hay dos sin tres. La hija de los reyes Harald y Sonia de Noruega suma un problema más a unos meses que, tras la muerte de su exmarido Ari Behn el Día de Navidad, no están siendo nada fáciles ni para ella ni para su familia, sobre todo para sus tres hijas: Maud Angelica, Leah Isadora y Emma Tallulah.

En concreto, la princesa ha sufrido un hackeo en una de sus cuentas en redes sociales por lo que, por el momento, ha quedado inhabilitada. La confirmación de la noticia venía en manos de Carina Scheele Carlsen, secretaria de la Princesa, en declaraciones recogidas en el periódico VG. "La cuenta ha sido pirateada y estamos tratando de recuperarla".

Marta Luisa de Noruega
Cordon Press

De las múltiples cuentas que tiene Marta Luisa, el hackeo se ha producido en la que más opiniones personales y privadas realizaba, a diferencia de otros perfiles más institucionales. El motivo, tal y como parece ser, no ha sido otro que una opinión de la royal sobre George Floyd, el hombre que murió en la ciudad estadounidense de Mineápolis tras ser arrestado por la Policía y cuya muerte está generado una oleada de protestas por todo el país.

"Me duele profundamente que los humanos no hayamos evolucionado más lejos de matarse unos a otros, empujando a otros hacia abajo, lastimándonos los unos a los otros debido a nuestras propias inseguridades. ¿Quiénes son estos monstruos con valores retorcidos que piensan que tienen derecho a matar a alguien solo porque tiene un tono de piel diferente?", rezaba el mensaje de la hermana del heredero Haakon.

Marta Luisa de Noruega
Cordon Press

Sus palabras han provocado esta invasión en uno de sus perfiles, pero no es la primera vez que Marta Luisa sufre este tipo de pirateo. Ya en septiembre de 2019 otro impostor intentó acceder a una de sus cuentas, provocando que se desactivara por sospechas de seguridad.

Un quebradero más para la princesa que, tal y como indicaba en su reciente podcast, ansía tener una vida tranquila y alejada de aquellos periodistas que únicamente buscan la noticia fácil con polémicas y falsos testimonios, para poder disfrutar de su familia en la que ahora, tras un año de relación oficial, también se incluye a su novio el chamán Durek Verret.