La princesa Cecilia de Borbón Parma ha fallecido en París a los 86 años, solo días después de viajar a Parma para acudir al funeral donde se honraba la memoria de su hermana la infanta María Teresa de Borbón Parma, que falleció el 26 de marzo de 2020 a consecuencia del coronavirus. La noticia la ha dado su sobrino, Carlos Javier de Borbón Parma, pretendiente carlista al trono de la Corona de España.

Artículo relacionado

"Lamento profundamente tener que informar del fallecimiento este misma tarde en París de mi querida tía doña Cecilia. Incansable luchadora, siempre dispuesta a ayudar a los otros con una sonrisa que le hacía especial (...), de una vitalidad desbordante, trabajaba de enfermera en una leprosería, o se ofrecía voluntaria en las inundaciones del Vallés, o trabajaba para la FAO a favor de Laos", era el mensaje a través del que Carlos Javier ha informado del fallecimiento de su tía.​

Artículo relacionado

El adiós de la princesa se ha producido solo con cuatro días de diferencia respecto al funeral que tuvo lugar en Parma en memoria de la infanta María Teresa de Borbón Parma, que falleció hace más de un año. La misa, celebrada el sábado, se acabó convirtiendo en una despedida de Cecilia de Borbón Parma de la familia que reunió en la ciudad italiana. La princesa es hija de Magdalena de Borbón Busset y Francisco Javier de Borbón y Braganza, príncipe de Parma y de Plasencia, que se autoproclamó en 1952 legítimo heredero de la Corona de España, puesto que ahora ocupa Carlos Javier de Borbón Parma.