La muerte de Isabel II ha propiciado el encuentro frente a las cámaras de don Juan Carlos y doña Sofía después de más de dos años. Pasadas las 18.30 horas de la tarde, los reyes eméritos hacían su entrada en el palacio de Buckingham como invitados a la recepción organizada por Carlos III en vísperas al funeral de Estado en honor a la soberana británica que tendrá lugar este lunes.

Artículo recomendado

La reina Letizia, de riguroso luto, presta sus respetos al féretro de Isabel II en Westminster

La reina Letizia, de riguroso luto, presta sus respetos al féretro de Isabel II en Westminster

Aunque han aterrizado en Londres por separado, don Juan Carlos procedente de Abu Dabi y doña Sofía de Madrid junto a Felipe y Letizia, ambos han tenido la oportunidad de reencontrarse en el hotel Claridges donde estarán hospedados los próximos dos días.

Ambos de riguroso luto tal y como señala el protocolo, don Juan Carlos llegaba por su propio pie apoyado por su habitual bastón y sujeto en su jefe de seguridad para evitar un traspié mientras doña Sofía, con gesto tranquilo, caminaba al lado de su marido sosteniendo su bolso y lo que parece un documento.

Reina Sofía
Mediaset

La imagen no tardaba en dar la vuelta al mundo y es que los escándalos de cama de don Juan Carlos han afectado de manera inevitable a la imagen pública de la madre de sus hijos, con quien no compartía plano desde hace más de dos años cuando el rey emérito cambiaba su residencia oficial a Abu Dabi. Una vez más y consciente de su papel institucional, doña Sofía ha hecho de tripas corazón y ha paseado al lado de su marido como si nada pasara.

Don Juan Carlos y doña Sofía han sido de los primeros en llegar. Solo unos minutos después se unían a ellos el resto de miembros de las casas reales entre los que se encontraban don Felipe y doña Letizia, algo que no ocurría desde el funeral de la infanta Pilar de Borbón en 2019.