Paloma Rocasolano es una abuela muy feliz. La madre de la reina Letizia era captada por la prensa después de visitar a su hija Telma Ortiz y su nueva nieta, que el pasado 21 de agosto daba a luz a su segunda hija, fruto de su relación con el abogado Robert Gavin Bonnar. Tan prudente como siempre, Paloma se ha apresurado a contar que tanto la mamá como la recién nacida se encuentran a las mil maravillas.

Artículo relacionado

Es la primera vez que Paloma Rocasolano se deja ver desde el nacimiento de la pequeña, a la que poco a poco irán conociendo sus tíos y primos. El nacimiento de la segunda hija de Telma ha sido muy discreto y la misma actitud ha seguido la madre de la reina, que siempre se ha mantenido en un segundo plano frente a la prensa a pesar de ser la abuela de la princesa de Asturias, futura reina de España.

Paloma Rocasolano

Paloma Rocasolano, la madre de la reina Letizia.

Gtres

Con un vestido de estampado floral y bajo su mascarilla, Paloma Rocasolano no ha podido evitar mostrar la emoción ante la llegada de un nuevo miembro a su familia. La exsanitaria, de 69 años, se desvive por sus nietas, Carla, Amanda, Leonor, Sofía y la recién nacida de la que aún no sabemos su nombre.

Artículo relacionado

Quien no conoce a la pequeña, al menos físicamente, es su tía, la reina Letizia, que sigue disfrutando de sus vacaciones privadas mientras prepara la mudanza de su hija mayor, la princesa Leonor, a Gales. Todo apunta a que el próximo 30 de agosto, dentro de exactamente una semana, la primogénita de los reyes Felipe y Letizia empezará su andadura en el internado UWC Atlantic College para iniciar sus estudios de bachillerato. Está por ver si la princesa conocerá a su primita antes de volar al Reino Unido.