El príncipe Andrés está pasando por su peor momento. Por si no fuera suficiente con el caso Epstein ahora hay un nuevo escándalo que ha visto la luz y en el que el hijo de Isabel II está involucrado. Esta vez se trata de un caso financiero que pone en el punto de mira al duque de York. La prensa británica asegura que su nombre aparece en unos correos electrónicos que le ponen en una situación muy comprometida.

Artículo relacionado

En los emails se entiende que el exmarido de Sarah Fergusonfue el encargado de promover un banco con sede en Luxemburgo y propiedad de David Rowland y familia, un empresario multimillonario, para que los ricos hicieran allí sus operaciones. Un conflicto de intereses que no queda aquí. El príncipe Andrés también habría enseñado a Rowland y a su familia algunos documentos gubernamentales que son completamente confidenciales. Y el caso va más allá. Además de todo esto el duque de York habría hecho uso de este banco para tener participaciones.

Que el duque de York viajara junto a Jonathan Rowland a uno de sus viajes comerciales oficiales a Arabia Saudí es otro de los actos que están levantando sospechas sobre la intención que el hijo de Isabel II podría tener al involucrarse en este asunto financiero.

Andrés

La noticia llega en el peor momento para el duque de York y su familia. El padre de Eugenia y Beatriz de York acaba de retirarse de la vida pública pero lejos de que su retirada calme la situación y haga olvidar su conflicto, son más las polémicas que están viendo la luz. Una situación que no solo le afecta a él. Isabel II está muy preocupada y está viviendo una de sus peores crisis por todos los problemas que rodean a su hijo favorito.