La pérdida de la infanta Pilar de Borbón nos ha llenado de tristeza a todos y de una forma especialmente sentida y significativa a la reina Sofía. Las cuñadas siempre se han mostrado unidas, incluso en los momentos más complicados de la reina emérita con don Juan Carlos, juntas contra viento y marea y también en el final de la tía de Felipe VI. Doña Sofía no ha dudado en desplazarse hasta el hospital donde Pilar de Borbón ha muerto, a los 83 años de edad, rodeados de sus seres más queridos.

Artículo relacionado

La relación entre la madre de Felipe VI y la infanta Pilar siempre ha sido muy cercana, prácticamente de hermanas. A ambas le ha caracterizado su firme intención de mantener la unión familiar y por ello, entre otras cosas, siempre se han mantenido cercanas y comprensivas la una con la otra.

A finales de verano, la reina Sofía no dudó en coger un avión para viajar a Mallorca y hacer una visita a su cuñada la infanta Pilar tras haber estado unos días ingresada, un gesto de cercanía y agradecimiento hacia doña Pilar que siempre se ha mantenido junto a doña Sofía, muy unidas y firmes, incluso cuando ha habido rumores de distanciamiento entre los reyes eméritos.

Sofía y Pilar

"Es muy gastona y nos conviene que gaste mucho", bromeaba la infanta Pilar sobre su querida cuñada en la que, sin saberlo, fue su última aparición pública. Fue el pasado mes de noviembre, cuando imparable, reapareció con muy buen aspecto en una de sus citas imprescindibles: la presentación de una nueva edición del Rastrillo benéfico Nuevo Futuro, que siempre presidió con auténtica devoción. La hermana del rey emérito, don Juan Carlos, que padecía cáncer de colon dijo ese día: "Aquí estoy, sigo viva y voy a estar al pie del cañón ayudando en todo lo que pueda".