El duque de Edimburgo y la reina Isabel II formaron un tándem perfecto durante el tiempo que duró su vida. El príncipe Felipe se convirtió en el fiel escudero de la monarca y permaneció a su lado durante más tiempo que cualquier otro consorte en la historia de la familia real británica. 73 años de matrimonio en los que nunca consiguió desprenderse de la fama de mujeriego.

Unas supuestas infidelidades que desmintió el antiguo secretario de prensa de la reina Isabel II, Dickie Arbiter con la célebre frase: “Siempre le ha gustado mirar escaparates, pero nunca compra”. Él, en cambio, fue más contundente. “Pero por el amor de Dios. ¿Alguna vez te has parado a pensar que desde hace años no voy a ninguna parte sin que un policía me acompañe? ¿Cómo demonios iba a esconder una cosa así?”, llegó a contestar a los periodistas.

Artículo recomendado

La Realeza de Europa, de luto por la muerte de Felipe de Edimburgo

La Realeza de Europa, de luto por la muerte de Felipe de Edimburgo

Aún así, la lista de supuestas amantes del duque de Edimburgo siempre fue larga, aunque ninguna de ellas llegó nunca a confirmarse. En su libro My Husband and I: The Inside Story of 70 Years of Royal Marriage, la redactor jefa de Majesty Magazine, Ingrid Stewart, analizaba la relación de la pareja y los supuestos amoríos del príncipe Felipe. Historias que, eso sí, nunca pudo acreditar.

Reina Isabel y el Duque de Edimburgo
Gtres

Es el caso, por ejemplo, de la actriz Pat Kirkwood, con la que el príncipe consorte habría mantenido una relación cuando Isabel II estaba embarazada de su primer hijo. Ella, eso sí, se encargó de desmentirlo en varias ocasiones e incluso se quejó del daño que ese rumor había hecho a su carrera: “Mi vida hubiera sido mucho más fácil si, en lugar de haber entrado en mi camerino sin ser invitado, el príncipe Felipe se hubiera ido a casa con su mujer embarazada esa noche en cuestión”.

Antes ya se habló de Daphne Du Maurier, la autora de Rebeca, con quien habría pasado un fin de semana antes de su boda con Isabel II. Sin embargo, ella aseguró que, aunque su relación era “emocionalmente íntima” no existía ningún tipo de vínculo “sexual”.

Artículo recomendado

Felipe y Letizia envían sus condolencias a la reina Isabel II tras la muerte del duque de Edimburgo

Felipe y Letizia envían sus condolencias a la reina Isabel II tras la muerte del duque de Edimburgo

Pero no fueron las únicas. Actrices como Helena Cordet, Merle Oberon y Anna Masse también estuvieron en las listas de supuestas amantes. Además de la cantante francesa Hélène Cordet o incluso la princesa Alejandra de Kent, que era prima de Isabel II. Incluso en The Crown se recogió una de estas historias, con la bailarina rusa Galina Ulanova en los 50, aunque nunca existieron pruebas reales de que llegara a producirse.

Aunque, sin dudas, la que siempre encabezó todas las listas fue lady Penny Brabourne, a la que conoció cuando era novia de uno de sus ahijados, el conde Mountbatten de Birmania. Muy amigos, asistieron a todo tipo de eventos juntos e incluso se llegó a aseguran que eran amantes con el consentimiento de la reina Isabel II, quien solía invitarla a palacio.