Tras las últimas declaraciones del príncipe Harry en las que desvelaba que solo tendrá un hijo más, los medios británicos han atado cabos y los 38 años de Meghan Markle han puesto en alerta a todos. Después del nacimiento de Archie el pasado mes de mayo, tendrán que ir a por su segundo hijo cuanto antes.

En el caso de los duques de Cambridge, lejos de plantarse con tres hijos: George, Charlotte y Louis, las casas de apuestas inglesas confían en la pronta llegada de un nuevo miembro al hogar de Kate y Guillermo. Sin embargo, ver a Kate y Meghan lucir embarazo a la vez es solo un sueño para los británicos.

Artículo relacionado

El protocolo real indica que es altamente improbable que esto pudiera suceder. La Casa Real inglesa tiene un orden en cuanto a anuncios se refiere. En el pasado, según recuerda Vanitatis, la princesa Margarita tuvo que retrasar el anuncio de su compromiso porque la reina Isabel II estaba embarazada de su hijo Andrés. Una vez este nació, la semana siguiente se comunicó el compromiso.

Kate y Meghan juntas

Kate Middleton y Meghan Markle han hecho juntas un plan de lo más familiar. La duquesa de Cambridge y la de Sussex han llevado a sus hijos a un torneo de polo benéfico que disputan sus padres los príncipes Guillermo y Harry.

De la misma manera ocurriría en la actualidad. En el caso de que quisieran ampliar sus familias, Kate y Meghan tendrían que ponerse de acuerdo para ir una detrás de la otra, según informa el diario 'Express'. En el hipotético caso que se diera esta situación, Kate, como mujer del príncipe Guillermo y futura reina de Inglaterra tendría prioridad con respecto a su cuñada.