¡Menuda sorpresa! Tras más de dos meses alejados de los focos, Meghan Markle y el príncipe Harry han reaparecido juntos en un chat sobre poesía organizado por la fundación Gea LIt. En concreto, los duques de Sussex participaron junto a más jóvenes en una clase que celebraba el mes de la historia negra a través de la literatura.

Artículo recomendado

El príncipe Harry e Isabel II: su última batalla por los títulos militares

El príncipe Harry e Isabel II: su última batalla por los títulos militares

“Adivinad quién nos sorprendió este fin de semana. ¡Ha sido el mejor finde del mundo! Harry y Meghan fueron mágicos, amables y se interesaron en la poesía”, aseguraban en la cuenta oficial de la entidad, que se dedica a promover las obras de poetas afroamericanos en Estados Unidos, junto a una imagen del momento en la que aparecen los duques de Sussex charlando con los jóvenes.

“La duquesa incluso compartió con nosotros algunas de sus citas poéticas favoritas. Estamos muy agradecidos por su visita en honor al mes de la historia negra y ¡se convierte en la experiencia más épica de la historia de Gea Lit!”, han añadido desde la fundación.

Por su parte, la manager de Gea Lit, Mason Granger, ha explicado cómo fue el momento que vivieron junto a Meghan y Harry. “Mi parte favorita ha sido ver a Meghan respondiendo a tantos sentimientos de los que hemos hablado en clase, sobre este momento en la historia en el que eres joven y vives el efecto dominó. Ambos decidieron que vendrían porque en algún momento de su vida les conmovió un poema”, ha compartido.

Artículo recomendado

Doria Ragland, madre de Meghan Markle, el gran apoyo de los duques de Sussex este último año

Doria Ragland, madre de Meghan Markle, el gran apoyo de los duques de Sussex este último año

Una inesperada reaparición que llega en un momento muy complicado para la pareja. Meghan Markle y el príncipe Harry se han visto envueltos de nuevo en la polémica debido a la partida de nacimiento del pequeño que tienen en común, Archie Harrison. A esto hay que añadir que el nieto de Isabel II se niega a quedarse sin las distinciones y títulos militares que están asociados a su condición de miembro de la casa real británica.