Meghan Markle y el príncipe Harry ya tienen fecha para regresar juntos a Europa. Después de que se convirtieran en los grandes ausentes del homenaje al duque de Edimburgo, los duques de Sussex viajarán hasta los Países Bajos para estar presentes en la inauguración de los Juegos Invictus, que creó el nieto de Isabel II en 2014 y en el que participan heridos y veteranos de guerra.

Artículo recomendado

Meghan Markle, rota de dolor por el fallecimiento de uno de sus amigos más íntimos

Meghan Markle, rota de dolor por el fallecimiento de uno de sus amigos más íntimos

Así, la pareja hará su aparición estelar este próximo sábado 16 de abril en La Haya en este evento tan especial para el duque, que se prolongará durante una semana, tiempo en el que ellos permanecerán en los Países Bajos.

Aunque la presencia del príncipe Harry lleva meses confirmada, la sorpresa ha llegado después de que el diario ‘The Mirror’ haya desvelado que Meghan Markle también va a volar hasta los Países Bajos, en la que va a ser su primera aparición en Europa desde que los duques de Sussex decidieran dejar a Reino Unido.

Príncipe Harry y Meghan Markle en Sandringham 2017
Gtres

La pareja, además, no viajará sola, sino que lo harán acompañados por un equipo de grabación de Netflix, que estará junto a ellos durante los seis días que dure la competición. Por el momento, eso sí, se desconoce si sus hijos, Archie y Lilibet Diana, les acompañarán.

Se espera que Meghan Markle y el príncipe Harry aterricen en los Países Bajos el próximo viernes 15 de junio. Allí, cabe incluso la posibilidad de que obtengan la protección en calidad de realeza, ya que uno de los socios de los juegos es el ministerio de Defensa holandés, el encargado también de la seguridad, según ha publicado el ‘Daily Mail’.

Artículo recomendado

Meghan Markle y Harry se plantean dejar California y mudarse a Nueva York

Meghan Markle y Harry se plantean dejar California y mudarse a Nueva York

Un viaje que, eso sí, no está exento de polémica, ya que muchos son los medios de Reino Unido los que han criticado a la pareja por viajar a Europa tan solo dos semanas después de que se convirtieran en los grandes ausentes del homenaje al duque de Edimburgo, que tuvo lugar el pasado 29 de marzo en Londres. Entonces, se justificaron diciendo que no se sentían a salvo en su país por la falta de protección policial, algo que también podría ocurrir en los Países Bajos, lo que ahora no parece importarles.