Allá donde va, bien es sabido que Máxima de los Países Bajos siempre deslumbra con sus estilismos. Considerada una de las monarcas que más arriesga a la hora de vestirse, atreviéndose con todo, también suele impresionar con llamativos colores y complementos que se convierten en protagonistas en sus apariciones públicas.

Artículo relacionado

Ayer mismo, la esposa de Guillermo de Holanda volvía a apostar por uno de los colores que mejor le sientan: el rojo. Lo hacía para acudir al estreno de Frida en el Dutch National Ballet, en Amsterdam. En esta ocasión, la soberana escogía un conjunto formado por dos piezas.

Máxima apostó por un entallado cuerpo de encaje con motivos florales que combinó con un pantalón palazzo en el miso tono, así como unos salones de tacón fino. Completaba su estilismo con unos llamativos pendientes de diamantes y rubíes, y un pequeño clutch también rojo. Su melena suelta y su sonrisa, tampoco fallan nunca.

Máxima de Holanda
Gtres

Fue el pasado mes de octubre, con motivo de su asistencia al 5º Foro Global de Finanzas SME en la ciudad neerlandesa de Schiphol, cuando Máxima acaparaba todas las miradas con un look monocromático compuesto por un un entallado traje de chaqueta. Un dos piezas firmado por el diseñador danés Claes Iversen.

Máxima de Holanda
Gtres

Este fue uno de los estilismos más comentados de la reina, además de por lo mucho que le favorecía, por ser muy similar a uno de los looks favoritos de la reina Letizia, tanto por el color como por el corte y la silueta, pero en su caso está diseñado por Roberto Torretta. La esposa del rey Felipe VI, amante confesa de este color, ha lucido este estilismo en diferentes ocasiones, pero fue el del pasado mes de marzo con el que más parecido hemos encontrado con Máxima.