Desde el inicio de la pandemia, Guillermo y Máxima de Holanda han sido de los pocos royals que han seguido prácticamente con su rutina fuera de Palacio, atendiendo sus agendas presencialmente gracias a que en los Países Bajos el confinamiento no ha sido tan estricto en comparación con otros estados de Europa.

Artículo relacionado

Tanto juntos como por separado, ambos reyes han sido vistos con guantes, mascarillas, sin ellas e incluso teletrabajando desde sus espectaculares y polémicos despachos. De todas las maneras, tanto Guillermo como su esposa han demostrado estar al pie del cañón en todo momento, posicionándose como una de las Casas Reales más implicadas en la lucha y el apoyo contra el covid-19.

Máxima de Holanda
Gtres

Este mismo miércoles, Máxima acudía al hospital OLVG en Amsterdam donde, nada más acceder, cumplía con las medidas de seguridad e higiene necesarias al entrar en un centro público: se ha parado ante un dispensador de gel hidroalcohólico para proceder a desinfectarse las manos y ha saludado en la distancia al personal del centro antes de comenzar su primera visita del día.

Con su imbatible sonrisa, la soberana lucía un vestido muy veraniego en tono claro con unas mangas muy voluminosas que han acaparado todo el protagonismo del estilismo. Se trata de una elección low cost firmada por la reconocida marca H&M, que ha combinado con un cinturón de cuero marrón con hebilla de cristal de cuarzo de ágata. El modelo, aún disponible a través de la web de la firma, cuenta además con un pliegue en los hombros y ribete elástico para aportar mayor volumen. Su precio es de 49,99 euros.

Máxima de Holanda
Gtres

Una vez dentro del centro, Máxima ha conocido de primera mano la transformación digital que se está desarrollando en el hospital en tiempos de coronavirus. Con motivo de la pandemia, el OLVG se ha centrado en proporcionar la mejor atención virtual, tanto la realizada a los pacientes como a sus familiares.

Entre las iniciativas llevabas a cabo en este espacio destaca la llamada Corona Check, mediante la cual es posible conocer a diario los datos de salud de los enfermos. La aplicación registra síntomas de sus usuarios y proporciona ayuda on line para rastrear y evaluar si el malestar de los pacientes puede indicar que se ha infectado, y ya ha sido instalada en más de quince hospitales de todo el país, prestando servicio telemático a más de 160.000 personas.