El matrimonio de Harry y Meghan, de nuevo en el ojo del huracán: estallan rumores de crisis

La pareja formada por Harry y Meghan podría no estar atravesando su mejor momento y quizás tomen caminos diferentes

Lucía Camino
Lucía Camino

Periodista especializada en Casas Reales

Harry y Meghan Markle
Gtres

La vida de Meghan Markle (41 años) y el príncipe Harry (38 años) siempre está en el punto de mira de la prensa, ya sea porque han sido vistos juntos y acaramelados o porque alguno de ellos ha hecho presencia en algún acto destacable. Hace unas semanas, los duques de Sussex copaban los titulares de todo el mundo con la reaparición en Nueva York, donde Meghan Markle fue galardonada

Artículo recomendado

La policía desmiente la persecución del príncipe Harry y Meghan Markle en Nueva York

Harry y Meghan

El matrimonio acudió por sorpresa a este evento al que en principio se esperaba que solo fuera Meghan pero el príncipe Harry quiso acompañar a su esposa. También lo hizo la madre de la duquesa, Doria Ragland, que estuvo apoyando a su hija y posó sonriente y feliz junto a la pareja en el photocall.

El príncipe Harry y Meghan Markle

El príncipe Harry y Meghan Markle

Cordon Press

Hay rumores de crisis matrimonial entre Harry y Meghan

Algunos medios británicos han publicado estos días que el matrimonio formado por el hijo de Diana y Carlos y la protagonista de Suits podría estar atravesando un gran bache. Algunos incluso apuntan que la pareja podría plantearse el divorcio, una posibilidad que pondría en jaque al príncipe Harry ya que en estos momentos la relación con su familia es de lo más tensa. 

 Hace unos días los duques de Sussex celebraban su quinto aniversario de boda, una fecha en la que siempre han salido a festejarlo de alguna manera. Este año por el contrario, el matrimonio parece haber preferido no hacer nada especial en este 'aniversario de madera', algo que ha llamado mucho la atención de los medios. 

Un periodista británico especializado en casas reales, Tom Bower, afirma que "Hay muchos en Londres que dicen que Meghan se está cansando de Harry". Por los visto, tras la persecución sufrida por los paparazzi cuando salieron del evento en Nueva York, según la versión de Harry, podría haber puesto en una situación más compleja la relación del royal con la norteamericana. 

Puede ser que la ausencia de Meghan a la coronación de Carlos III también haya supuesto algún escollo en la vida de la pareja, porque finalmente Harry acudió en solitario al evento familiar más importante hasta el momento. Otros medios justifican que la posibilidad de que haya crisis en el matrimonio porque cuando Harry y Meghan fueron pillados en el partido de la NBA y la kiss cam los enfocó, Harry se lanzó a darle un beso a su esposa pero ella lo frenó con el brazo y se apartó, haciéndole la cobra

El maquillador y amigo de Meghan ya advirtió recientemente que el royal sentí añoranza por su país natal a pesar de estar bien en Estados Unidos. "Harry ha encontrado definitivamente su sitio y está muy asentado en California, echa de menos su hogar".

El príncipe Harry en la coronación

El príncipe Harry se marcha tras la ceremonia de la coronación de Carlos III

Gtresonline

Harry no podrá tener escolta policial en Inglaterra

Cuando Meghan y Harry se marcharon de Reino Unido después de haber renunciado a sus funciones reales perdieron las ventajas que suponer ser miembro de la Familia Real británica y una de ellas es contar con seguridad cuando la pareja visita el país natal de Harry. 

El hijo menor de Carlos no estaba contento con la decisión que tomó el Gobierno británico y decidió demandarlo para poder contar este tipo de protección para cuando él y sus hijos estuvieran en suelo inglés. Algo que fue desestimado pero que recurrido por el royal y ahora ha sido el Tribunal Supremo de Londres el que ha puesto fin a esta petición. 

De manera, que cuando Harry esté en Reino Unido no podrá tener escolta pagada por el Estado para protegerlo a él o a su familia. Ya que los fondos públicos británicos no pueden costear este tipo de peticiones a personas que sean ajenas a la Familia Real británica, como le sucede al hermano de Guillermo. 

Aunque en principio el royal exiliado se ofreció a pagar parte del coste que esto supondría para las arcas del Estado, el Ministerio del Interior denegó la posibilidad, porque resultaba irrisoria la cantidad que se ofrecía a pagar el príncipe Harry. Fuentes cercanas a la BBC, el equipo de magistrados encargados de la defensa del Ministerio del Interior se oponen a que personas ricas puedan "comprar" la seguridad policial. 

Según un comunicado del príncipe Harry, él quería "garantizar su seguridad y la de su familia mientras se encuentren en el Reino Unido para que sus hijos puedan conocer su país de origen". Algo en en Estados Unidos el duque de Sussex y su esposa pagan de su bolsillo a los escoltan que velan por su integridad.

Loading...