Marta Luisa de Noruega ha dicho adiós a la familia real por amor. Mucho se había rumoreado sobre la posibilidad de que, tras la decisión de Margarita de Dinamarca de quitar los títulos de príncipes a los cuatro hijos del príncipe Joaquín, la hija del rey Harald también diera el paso, como finalmente ha ocurrido.

Artículo recomendado

El título de princesa de Marta Luisa de Noruega, en el aire tras la decisión de Margarita de Dinamarca

El título de princesa de Marta Luisa de Noruega, en el aire tras la decisión de Margarita de Dinamarca

En una histórica decisión, Marta Luisa de Noruega ha anunciado este 8 de noviembre que renuncia a sus obligaciones reales, aunque sí que mantendrá su título de princesa. “La princesa Marta Luisa quiere contribuir a que se distingan de forma más clara sus propias actividades y la conexión que mantiene con la casa real. Por lo tanto, la princesa, en consulta con su majestad el rey y la familia inmediata, ha decidido que no desempeñará funciones oficiales para la casa real”, ha confirmado la propia institución en un comunicado.

“El propósito es crear calma alrededor del palacio real y al mismo tiempo dar mayor libertad a la princesa y a Durek Verrett en sus actividades comerciales, de vida y de trabajo”, continúa el comunicado, en el que también se confirma que el rey ha decidido que Marta Luisa conserve su título de princesa, pero que ni ella ni su prometido “deben usar el título de princesa ni referirse a miembros de la casa real en sus propios canales de redes sociales, en producciones de menos o en relación con otra actividad comercial". Tras hacerse pública su decisión, la hija del rey Harald ha comunicado a las organizaciones de las que es patrona que renuncia a su patrocinio.

Marta Luisa de Noruega y Durek Verret
Instagram Märtha Louise

En el mismo comunicado, los reyes han querido “agradecerle los importantes esfuerzos que la princesa ha realizado a través de su trabajo oficial durante décadas”. Un tiempo en el que “ha llevado a cabo su trabajo con esmero, calidez y gran compromiso”.

Una decisión que llega después de que el pasado junio Marta Luisa de Noruega anunciara su compromiso con el chamán Durek Verrett, a quien conoció en 2019. Según el comunicado, cuando ambos se casen “él se convertirá en parte de la familia real, pero, de acuerdo con la tradición, no tendrá título ni representará a la casa real de Noruega. Acudirán a reuniones familiares y a ciertos eventos deportivos importantes a los que la familia real asista junta”.

Desde que se confirmó su noviazgo hace ahora tres años y medio, la pareja se ha visto involucrada en más de una polémica hasta el punto de que poco después de comenzar a salir ella planteó la posibilidad de dejar sus responsabilidades.

Artículo recomendado

Marta Luisa de Noruega y Durek Verret siguen los pasos de Meghan Markle y alzan la voz contra el racismo

Marta Luisa de Noruega y Durek Verret siguen los pasos de Meghan Markle y alzan la voz contra el racismo

No obstante, la salida de Marta Luisa de Noruega de la familia real corresponde en parte a su futuro enlace con el chamán, pero también tiene que ver con sus negocios económicos y su imagen comercial. De hecho, la princesa ha sido criticada en más de una ocasión por utilizar su título de princesa para promocionar sus actos o incluso vender libros, algo que ahora ya no podrá hacer.