Kate Middleton y el príncipe Guillermo causaron la revolución a su llegada al Leicester Square de Londres como si de dos estrellas de Hollywood se tratara. Fieles seguidores de la película 'Top Gun', los duques de Cambridge no quisieron perderse el estreno de la segunda parte del film protagonizado por Tom Cruise.

Artículo recomendado

Kate Middleton busca nueva asistenta: los exigentes requisitos y el suculento salario

Kate Middleton busca nueva asistenta: los exigentes requisitos y el suculento salario

Para la ocasión, Kate Middleton se ha vestido de gala. La mujer del príncipe Guillermo apostó a lo seguro con un impecable y minimalista vestido negro con escote barco blanco que dejaba completamente al descubierto sus hombros. Una pieza muy elegante y sofisticada obra del diseñador francés Roland Mouret que combinó con un clutch de terciopelo negro, salones a juego y unos preciosos pendientes de diamantes en forma de estrellas.

Kate Middleton y Guillermo
GTRES

Al margen de su look, lo que llamó especialmente la atención fue el buen rollo que tanto Kate Middleton como Guillermo tuvieron con Tom Cruise a lo largo de toda la noche. De hecho, a la hora de subir las escalinatas de los populares cines londinenses, el actor no dudó en prestarle su mano a la duquesa de Cambridge para ayudarle a subir, una imagen muy comentada que daba la vuelta al mundo.

Artículo recomendado

La tímida felicitación de Kate Middleton y Guillermo a Archie por su tercer cumpleaños

La tímida felicitación de Kate Middleton y Guillermo a Archie por su tercer cumpleaños
Kate Middleton y Tom Cruise
GTRES

"Tenemos mucho en común. Ambos amamos Inglaterra y ambos somos aviadores, a ambos nos encanta volar", confesó Guillermo que quiso hacer un guiño al film a través de su estilismo al bordar sus zapatos con un avión.

Tom Cruise estuvo muy pendiente de sus invitados reales. De hecho, ha trascendido que cuando el actor se enteró que el matrimonio era seguidor de 'Top Gun' no dudó en hacerles una invitación privada para que disfrutaran de la película en un visionado previo al estreno que tuvo lugar el pasado mes de abril. Una cita a la que se sumaron la condesa de Wessex y las princesas Eugenia y Beatriz de York.