Ha sido una semana muy difícil para todos. El fallecimiento de la reina Isabel II ha dejado a la Familia Real británica rota y desconsolada. Durante sus longevos 96 años, la reina ha ejercido de cohesión de una familia que no ha dejado de ser complicada. Lógico que el sentimiento de orfandad haya calado en todos. También, y muy especialmente, en Meghan Markle. La duquesa de Sussex no ha podido evitar derramar amargas lágrimas al paso del féretro que contiene los restos mortales de Isabel II camino a Windsor, donde será enterrada junto a su marido, el duque de Edimburgo.

Artículo recomendado

Meghan Markle y Kate Middleton olvidan sus diferencias y se unen en el solemne último adiós a Isabel II

Meghan Markle y Kate Middleton olvidan sus diferencias y se unen en el solemne último adiós a Isabel II

La presión ha podido con Meghan Markle. La duquesa de Sussex ha vivido una de sus semanas más complicadas. Al duro golpe que ha supuesto para todos el fallecimiento de Isabel II -a quien el príncipe Harry estaba muy unido- se le unía el escrutinio público y la reacción tanto del resto de la Familia Real como de los propios británicos al regreso de Markle. Sus incendiarias declaraciones desde Estados Unidos habían generado una enorme polémica difícil de olvidar.

Meghan markle

Meghan Markle contiene las lágrimas en el último adiós a la reina Isabel II

Gtres

Este lunes, tras celebrarse el funeral de Estado por Isabel II y mientras los restos mortales de la monarca eran trasladados camino al palacio de Windsor, Meghan Markle no ha podido más. Rodeada de la reina Camilla y de la princesa de Gales, la duquesa de Sussex se ha roto entre lágrimas. Conteniendo la emoción, Markle secaba con uno de sus guantes las lágrimas que rodaban por sus mejillas. Un instante de honda pena que ha vivido en soledad.

No ha sido la única de la Familia Real que no ha podido contener la emoción. Durante la misa podíamos ver al príncipe Andrés completamente roto. También el propio Rey Carlos trataba de contener las lágrimas en el que era, ahora sí, uno de los últimos momentos que todavía compartirían con la reina Isabel II.

meghan Markle Reina Camilla

Meghan Markle, junto a la reina consorte Camilla

Gtres

El reencuentro de los Sussex

Desde que conociesen la noticia del fallecimiento de la reina Isabel II, las emociones han estado a flor de piel, sobre todo en los duques de Sussex. Para el príncipe Harry y Meghan Markle no solo era una triste pérdida, sino también la primera vez en la que iban a enfrentarse a la Familia Real al completo después de sus muchas polémicas en Estados Unidos. Temerosos, los nervios de Meghan eran visibles en cada una de sus apariciones. Markle se mostraba esquiva, se tocaba el pelo y no soltaba en ningún momento la mano del príncipe Harry.

Aun así, parece que corren nuevos tiempos para la pareja. Harry y Meghan han recuperado su puesto en la Familia Real. Una vez limadas las asperezas con el rey Carlos y con el príncipe de Gales, la pareja volvía a mostrarse algo más relajada. Incluso el duque de Sussex recuperaba los honores momentáneamente para la vigilia de los príncipes que los nietos de Isabel II realizaban junto a sus restos mortales. Vestido de uniforme, Harry volvía a ser el que era.