¡George y Charlotte están de vacaciones! En Reino Unido existe la costumbre de que en otoño, dos meses antes de que lleguen las vacaciones de Navidad, los colegios tienen una semana de descanso. Y los duques de Cambridge están aprovechando al máximo estos días en los que sus hijos mayores no tienen que ir a la escuela. La semana pasada Kate Middleton y el príncipe Guillermo estuvieron de viaje oficial en Pakistán. Durante varios días tuvieron que alejarse de sus tres hijos, que se quedaron al cuidado de sus niñeras y de su familia materna. Al volver, tanto los niños como sus padres han tenido la mejor recompensa.

Artículo relacionado

La familia al completo acaba de llegar a Anmer Hall, su casa de campo. Siempre que pueden Kate y Guillermo se escapan junto a George, Charlotte y Louis a uno de sus lugares preferidos. El matrimonio ama la naturaleza y esto es algo que inculcan a sus hijos desde que nacieron. A esto hay que unir que en este lugar en el que reina la tranquilidad desconectan por completo de la vida pública y se convierten más en padres que en miembros de la familia real británica. Así que no han dudado en hacer las maletas en cuanto los niños han terminado las clases y poner rumbo a su hogar vacacional ubicado en Norfolk. Allí se ha podido ver a Kate Middleton haciendo la compra en algunos de los establecimientos más conocidos. Una clara muestra de que a la mujer del príncipe Guillermo le encanta retomar la normalidad siempre que puede.

Una normalidad que Kate también ha demostrado acudiendo con sus dos hijos mayores a comprar unos disfraces muy especiales... ¡Los de Halloween! Tan solo queda una semana para que los pequeños celebren este día que tanto disfrutan y la duquesa de Cambridge no quiere que les falte detalle. Juntos han entrado en un establecimiento en el que han comprado disfraces y adornos para su hogar. Eso sí, iban acompañados de personas de la seguridad de los duques de Cambridge, así que ha sido imposible saber cuál ha sido la elección de los pequeños.

Los duques de Cambridge, en el campo con sus hijos

La última vez que la familia viajó hasta aquí fue en verano, una época en la que siempre aprovechan para disfrutar unos días de la zona. Los duques de Cambridge son propietarios de Anmer Hall desde hace cuatro años. La pareja invirtió más de un millón y medio de libras en la reforma de esta espectacular casa del siglo XVIII. Kate Middleton estuvo muy involucrada en las labores de reforma y decoración, por eso se ha convertido en uno de los sitios más especiales para ella en el que disfruta al máximo de sus pequeños.