De Kate Middleton a Charlene de Mónaco o Mette-Marit: tres formas opuestas de afrontar la enfermedad en la realeza

La forma en la que la Casa Real británica está abordando el tema de la enfermedad de Kate Middleton nos ha llevado a recordar cómo el resto

Rebe avatar
Rebeca Alonso

Redactora digital de Lecturas

Kate Middleton, Mette Marit y Charlene collage

Las casas reales de todo el mundo mantienen una férrea norma de no dar detalles sobre sus vidas privadas, una decisión que muchas veces genera una enorme controversia entre el pueblo. Quieran o no son personajes que cuentan con una asignación pública, posición que para muchos es lo suficientemente relevante como para conocer todo lo que hacen. Lo hemos visto a lo largo de todo su reinado con Letizia y Felipe, más recientemente con Mary y Federico de Dinamarca o en la actualidad con Kate Middleton (42 años). 

El misterio entorno a la enfermedad de la princesa de Gales y la diferencia a la hora de abordarlo públicamente en relación al cáncer de Carlos III ha provocado una crisis institucional sin precedentes que lejos de aminorar se ha hecho más grande si cabe. 

La de Kate Middleton no es la primera enfermedad que tiene que afrontar una Casa Real, pero para muchos sí ha sido la que peor se ha abordado desde el equipo de comunicación de la Corona. En este artículo hacemos un repaso de las formas opuestas en las que se han abordado y cuál es la que mejor resultado ha tenido y por qué. 

El hermetismo de Kate Middleton

La escasa información entorno a la enfermedad de la princesa de Gales ha provocado un enorme descontento entre el pueblo inglés. Después de dos meses sin saber nada de Kate Middleton, todo saltaba por los aires cuando Kensigton Palace distribuía un posado familiar manipulado de la mujer del príncipe Guillermo con sus tres hijos que desembocó en una lluvia de teorías conspiranoicas sobre ella. 

Esta imagen 'fake' provocaba una crisis de credibilidad y transparencia en la Casa Real sin precedentes, y era la propia Kate, en medio de su convalecencia, quien salía al paso y reconocía haber sido ella misma la que retocó la imagen añadiendo más leña al fuego. ¿Con qué objetivo?¿Cuál es la imagen original?¿Quién hay al mando?

Kate Middleton
GTRES

Desde Kensington Palace emplazaron la vuelta de Kate Middleton a después de la Semana Santa, una cuenta atrás que empieza a generar nerviosismo entre los británicos. Lo único que podría salvar esta crisis en su imagen es que ella misma concediera una serie de declaraciones sobre la enfermedad que padece y cómo ha vivido estos meses tras su operación abdominal. 

El misterio entorno a Charlene de Mónaco

De la misma forma que Kate Middleton, hace tres años fue la extraña enfermedad de Charlene la que copaba los titulares de medio mundo. ¿Qué le pasa a la princesa? Nos repetíamos sin parar hasta que la Casa Real monegasca salió al paso y aclaró en forma de comunicado que Charlene sufría una "grave infección en la garganta" que le impedía volver al Principado. 

Aunque fueron muy escuetos a la hora de hablar claro sobre la enfermedad, lo cierto es que a diferencia de la Casa Real británica desde Mónaco si difundían imágenes de Charlene de vez en cuando, una 'prueba de vida' que en el caso de Kate es inexistente.

"Ha sido un camino largo y doloroso (...) Pasé por un momento difícil, pero tuve la suerte de estar apoyada por mi esposo, mis hijos y mi familia, de quienes saco todas mis fuerzas", confesaba Charlene de Mónaco en una entrevista a 'News 24' ya completamente recuperada de la infección de garganta que le obligó a permanecer en Sudáfrica.

Charlene de Mónaco
GTRES

La cosa no acababa ahí. Nada más volver al Principado en noviembre de 2021, Charlene ingresó en una exclusiva clínica suiza donde permaneció hasta marzo. Fue Alberto quien salió al paso en ese entonces para dejar claro que su mujer había vivido meses muy complicados y necesitaba tiempo para recuperarse. Las tibias palabras del príncipe provocaron una lluvia de especulaciones entorno al estado mental de la sudafricana, un bajón anímico que nunca se llegó a confirmar de manera oficial.

La transparencia de Mette-Marit de Noruega genera empatía

Madre soltera y sin estudios universitarios, Mette-Marit consiguió derribar el muro que generó la familia real noruega alrededor del príncipe Haakon. Años después sería su enfermedad lo que haría tambalear la estabilidad de la Corona. 

Diagnosticada de fibrosis pulmonar crónica en 2018. A diferencia de los casos anteriores, en Noruega siempre ha existido una enorme transparencia entorno a las dolencias de sus miembros. La más reciente, la operación de corazón a la que ha sido sometido el rey Harald. 

Mette-Marit habla con suma naturalidad de su enfermedad, algo poco habitual en la realeza pero que, en su caso, le ha permitido crear un vínculo con el pueblo noruego. "No puedo pensar que las cosas van a funcionar. Depende de cómo me encuentre", dijo con motivo de su 50 cumpleaños. Palabras en la que revelaba que lamentablemente no puede hacer planes porque de un día a otro una crisis le obliga a cancelar cualquier acto por importante que sea. 

Mette Marit de Noruega
GTRES

La fibrosis pulmonar responde a una cicatrización progresiva de los tejidos alrededor del pulmón, dolencia que provoca que los pulmones sufran un fuerte deterioro llegando a desencadenar en una insuficiencia respiratoria y la evidente disminución de su calidad de vida. 

Teniendo todo esto en cuenta es imposible no pensar en cómo afrontará su papel como reina consorte cuando llegue el momento.Y aunque es algo que preocupa de manera inevitable a los noruegos, al mismo tiempo empatizan con ella y la apoyan en todo. Reflejo de lo importante que ha sido en su caso hablar sin dobleces sobre una enfermedad que afecta a un gran porcentaje de la población mundial.

Loading...