La Casa Real belga ha confirmado la noticia de que uno de sus miembros ha dado positivo en coronavirus. Se trata del príncipe Joaquín de Bélgica, sobrino del rey Felipe. Un positivo de lo más polémico después de que el joven hubiera asistido a una fiesta en nuestro país. Hace una semana Joaquín viajó hasta Córdoba y acudió a un evento en el que había casi treinta personas, algo que en esta fase de la desescalada está completamente prohibido. Esta fiesta se ha convertido en foco de la epidemia en Córdoba y todas las personas que asistieron a ella están ahora obligadas a guardar la cuarentena.

Artículo relacionado

El joven lleva años muy relacionado con Andalucía. Mantiene una relación con Victoria Ortiz, una joven cordobesa de una familia influyente en la provincia andaluza. De ahí que cada vez que puede haga una escapada hasta allí. Fue en una fiesta en Córdoba donde conoció a su novia, con quien lleva ya unos años de relación. Además es analista financiero y ejerce su profesión durante varios meses al año en nuestro país. De esta forma Joaquín de Bélgica vive viajando entre su país de nacimiento y España tanto por motivos profesionales como por motivos personales.

Su presencia en la fiesta ha llenado de polémica a la familia real de Bélgica. De alguna forma ha dañado la imagen que durante los últimos meses los reyes Felipe y Matilde de Bélgica estaban dando de responsabilidad y compromiso con la pandemia. Y la cosa no quedará aquí. Las autoridades se encuentran investigando la reunión que en ningún momento se debería haber celebrado y habrá que esperar para conocer cuáles son las medidas que toman al respecto. Por el momento, salvo la confirmación del positivo, la familia real belga no se ha pronunciado al respecto de este tema.