Bélgica celebra este 15 de abril el 60º cumpleaños de su monarcaFelipe, hijo de Alberto II y la princesa Paola. A pesar de que no había festejos preparados para el día con motivo de la confirmación de asistencia de los monarcas belgas a la cena de gala por el 80º aniversario de Margarita de Dinamarca esta misma noche -cancelada a consecuencia del covid-19-, también será una jornada atípica de celebración en Palacio de Laeken.

Artículo relacionado

A primera hora, la Casa Real publicaba un nuevo retrato del monarca agradeciendo las múltiples felicitaciones recibidas por los ciudadanos, además de mostrarse orgulloso de las muestras de solidaridad que el país está teniendo durante la crisis sanitaria mundial. "Muchas gracias por sus mensajes de simpatía y cariño con motivo de mis 60 años. Hoy estoy de todo corazón con los que sufren y perdieron a un ser querido. Estoy impresionado por los innumerables actos de solidaridad en nuestro país. ¡Vamos a superar esta prueba juntos!".

Felipe de Bélgica
Belgian Royal Palace

Tal y como se anunciaba en el pasado mes de febrero, la celebración oficial del cumpleaños de Felipe de Bélgica se realizaría el 16 de mayo, un mes después de la fecha real, con una fiesta muy especial para los ciudadanos.

Como viene siendo habitual en la Casa Real, cien personas que cumplan 60 años el mismo día que el soberano tendrían la oportunidad de acudir a este festejo que tendría lugar en los jardines del Palacio de Laeken. Allí se abrirían los invernaderos reales en los que tendría lugar parte del programa, con un cóctel en el que los invitados serían recibidos personalmente por los reyes con los que iban a disfrutar de una charla informal.

Sin duda, una oportunidad única para aquellos que han estado rápidos a la hora de apuntarse a la cita y que, por el momento, tendrá que aplazarse.

Felipe y Matilde de Bélgica
Gtres

El aniversario del esposo de Matilde de Bélgica trae al recuerdo la complicada historia que vivió antes de convertirse en rey de los belgas. Felipe no estaba llamado a ocupar el trono, pero sí recibió una formación enfocada a ello ya que su tío, el rey Balduino, no llegó a tener descendencia con su esposa, Fabiola de Mora y Aragón.

Sin embargo, al fallecer su tío, fue su hermano Alberto quien asumió primero el trono en 1993, mientras que el actual monarca no lo ocupó hasta 2013, cuando su padre abdicó, acuciado por el escándalo de su hija ilegítima, Delphine Boël, a la que reconocía hace pocos meses de forma legal.

[Fotografías: Belgian Royal Palace]