El pasado jueves 8 de septiembre, el futuro de Reino Unido: Isabel II fallecía en su residencia de Balmoral (Escocia). Ha sido la monarca más longeva de Inglaterra y, tras 70 años en el trono, su hijo Carlos III ya ha asumido su nuevo título como Rey: "Mi madre dio un ejemplo de amor eterno y de servicio desinteresado. Soy profundamente consciente de esta profunda herencia y de los importantes deberes y responsabilidades que ahora se me traspasan", con estas palabras el padre del príncipe Guillermo ha comenzado su andadura como soberano... Pero los actos continúan e Isabel II ha dejado ya para siempre la residencia que fue su máximo refugio y su cuerpo ya se encuentra en el Palacio de Holyroodhouse, en Edimburgo.

Artículo recomendado

Kate Middleton y Meghan Markle juntas, los gestos y anécdotas que han marcado su inesperada reaparición

Kate Middleton y Meghan Markle juntas, los gestos y anécdotas que han marcado su inesperada reaparición

Hasta este domingo 11, los restos mortales de Isabel II habían permanecido en el Castillo de Balmoral. Ahora, el féretro de la monarca ha sido trasladado al Salón del Trono del Palacio de Holyrood, en Edimburgo, escoltado por una cortejo que ha tardado seis horas en llegar. El personal de Balmoral ha sido el encargado de llevar el féretro de la Reina hasta el coche fúnebre. El ataúd de la monarca ha sido cubierto por el estandarte real británico y ha ido acompañado por seis coches oficiales.

Coche fúnebre

El coche fúnebre de Isabel II a su llegada a Edimburgo.

Gtres

El coche fúnebre ha pasado hoy por Aberdeenshire, Aberdeen, Angus, Brechin, Dundee, y Tayside y el destino final ha sido el palacio de Holyroodhouse en Edimburgo, la residencia oficial del monarca británico en Escocia donde el cuerpo descansará en el Salón del Trono hasta el lunes por la tarde. Un lugar en el que, a su llegada, el coche fúnebre ha sido recibido entre gran expectación y aplausos de los ciudadanos. Además, a su llegada a Holyroodhouse el féretro ha sido recibido con honores.

Coche fúnebre

Los ciudadanos esperan la llegada del coche fúnebre de Isabel II.

Gtres

La princesa Ana, que ha viajado con el cortejo fúnebre, se ha reencontrado allí con sus hermanos Andrés y Eduardo. Los tres han sido testigos directos de la ceremonia que se ha llevado a cabo para recibir con honores el féretro de Isabel II.