Kate Middleton y el príncipe Guillermo siempre han intentado inculcar a los más pequeños de la casa su amor por la naturaleza. Tanto es así, que la duquesa de Cambridge han reconocido que pasan mucho tiempo al aire libre, lo que a permitido que sus hijos, los príncipes George, Charlotte y Louis, estén más que familiarizados con toda la fauna y flora que rodea su residencia de de Norfolk en Anmer Hall, donde están pasando este nuevo confinamiento.

Charlotte 1
Gtres

Un amor por la naturaleza que ha hecho que la princesa Charlotte tenga una llamativa afición. Al contrario que a muchos otros niños de su edad, a la hija de los duques de Cambridge le encantan las arañas, tal y como ha confirmado la experta real Katie Nicholl a OK!. “Charlotte es una gran fanática de las arañas y le encanta mirarlas y aprender sobre ellas, así que van a cazar arañas para que pueda verlas de cerca y luego dejarlas ir”, ha asegurado sobre la afición de la pequeña de cinco años, quien suele salir acompañada por su madre, Kate Middleton.

Artículo relacionado

Una afición que no podría gustar más a su madre, quien intenta que sus hijos pasen el mayor tiempo al aire libre e intenta limitar al máximo el tiempo que estos pasan frente a las pantallas, algo complicado en la actualidad, ya que tienen que seguir sus clases online. “Kate ha estado interesada en cómo el aprendizaje al aire libre puede beneficiar a los niños […] Kate es consciente del tiempo que pasa frente a la pantalla y trata de limitar la exposición de los niños. Cuando estos tienen tiempo libre, los lleva fuera, llueva o haga sol”, ha asegurado la misma fuente. Por ello, no es de extrañar que la duquesa de Cambridge se haya convertido en la mejor compañera de aventuras de su hija pequeña, a quien no duda en acompañar a la hora de cazar arañas.