Este verano Mallorca no será lo mismo para la Familia Real española. La combinación de la crisis provocada por el covid-19 y la repentina marcha del rey emérito de España ha provocado un pequeño "caos" en la Corona por el cual los planes veraniegos de don Felipe y su familia se han visto altamente afectados.

Artículo relacionado

Ni posado oficial en el Palacio de Marivent ni Copa del Rey ni recepción en la Almudaina. Desde la Casa Real se han ido anunciando -con cuentagotas- todos estos cambios que darán paso a una intensa agenda que, en algunos momentos, don Felipe y doña Letizia compartirán con sus hijas. El objetivo es continuar con la ruta de promoción nacional que han llevado a cabo durante el mes de junio por las diferentes comunidades autónomas.

Los reyes Felipe y Letizia con sus hijas Leonor y Sofía
Gtres

Esta misma mañana, Felipe VI arrancaba con su agenda oficial de diez días por las Islas Baleares con una reducida audiencia con las autoridades baleares en el Palacio de La Almudaina, en Palma de Mallorca. Lo hacía sin la presencia de su esposa, la reina Letizia, ni de sus hijas, quienes han protagonizado su primera aparición oficial esta tarde.

Ha sido esta tarde cuando se iniciaba la agenda real compartida por los cuatro miembros de la Familia Real, que les ha llevado hasta la localidad de Petra, donde nació Fray Junípero Serra, fundador de las misiones en la Alta California. Allí, acompañados por la directora Catalina Ribot, han visitado la casa donde nació el sacerdote franciscano, que se mantiene con la mismas características y estructura que en los años 1700.

La sorpresa de la visita ha sido la aparición de la infanta Sofía, que llegaba a Petra lesionada de su rodilla derecha, por lo que se acompañaba de una muleta para ayudarse con el apoyo de su pierna lastimada. Tal y como han explicado los medios que se han desplazado hasta Baleares, la joven sufría ayer domingo una caída por la que le han dado cinco puntos. En todo momento, su hermana mayor ha estado pendiente de ella ofreciéndole su mano.

Leonor ayudando a Sofía
Gtres

La visita ha tenido una duración aproximada de dos horas y, además de la comitiva oficial y representantes públicos también han estado presentes dos franciscanos mexicanos Fray Carlos Enrique y fray Carlos Juan, a quienes la orden los envió hace uno años a Petra. Como obsequios por su visita, la princesa y la infanta han recibido algunos productos locales como las almendras, tal y como lo habían pedido los responsables de la organización de esta parte de la agenda de la Corona.

Será mañana martes cuando las jóvenes vuelvan a acompañar a sus padres, tal y como se ha previsto desde Zarzuela. Lo harán en la visita al proyecto socio educativo Naüm, en el barrio de Son Roca (Palma), y después de ello se tomarán dos días de descanso (jueves y viernes), mientras los reyes Felipe y Letizia continúan con su ajetreada agenda. Más allá de esta semana, por el momento se desconoce si princesa e infanta participarán en algún acto oficial más.