Tan solo llevamos dos semanas desde que comenzó el año 2021 pero en este poco tiempo hay alguien que puede decir que este año ya cuenta con varias cosas positivas. Se trata de la infanta Cristina. En los últimos días la hermana de Felipe VI ha vivido varias situaciones que dejan ver que afronta un año con cambios que hacen que su día a día por fin se encarrile de mejor forma que en años anteriores.

Artículo recomendado

Pilar Eyre descubre el favorable futuro de las infantas Cristina y Elena: serán las más ricas de España

Pilar Eyre descubre el favorable futuro de las infantas Cristina y Elena: serán las más ricas de España

Una de las cuestiones que ya han marcado el año de la infanta Cristina es que su marido Iñaki Urdangarin ya ha llegado al Centro de Inserción Social Melchor Rodríguez García de Alcalá de Henares. El cuñado de Felipe VI ya ha dejado la cárcel de Brieva y continuará cumpliendo su condena en este lugar en el que tendrá que pernoctar, pudiendo disfrutar de un fin de semana libre al mes en el que seguro se reunirá con su familia. Algo que hace que planee la incertidumbre sobre si ella seguirá viviendo en Ginebra o se trasladará a nuestro país para estar más cerca de su marido. Este hecho llega después de que la infanta Cristina haya podido disfrutar de su marido durante unos días en Navidad.

Infanta Cristina

Otra de las personas de las que la infanta Cristina podría haber disfrutado en los últimos días es de su padre. Junto a la infanta Elena habría puesto rumbo a Abu Dabi para visitar a don Juan Carlos. Desde que el rey emérito decidió irse de España no hay constancia de que las hermanas del actual rey le hubieran visitado, así que esta sería la primera vez que se han reunido con él tras la polémica. Una visita de haberse dado habrá supuesto una alegría para la infanta Cristina y con la que habrá empezado el año con dos de las personas más importantes para ella.

A esto hay que unir que en su día a día lleva a cabo planes de ocio en los que se reúne con sus hijos, otros familiares y amigos. Uno de los últimos fue la boda de Felipe de Grecia y Nina Flohr. Un enlace que tuvo lugar a mediados de diciembre y al que según contó la revista ‘¡Hola!’ la infanta Cristina acudió con su hija Irene. Con esto queda claro que la cuñada de doña Letizia, después de años de polémicas, lleva su vida con discreción sin privarse de disfrutar de momentos como este.

Infanta Cristina, Urdangarin y su hija Irene
Gtres

Todas estas son situaciones con las que la infanta Cristina empieza a sonreír, a las que hay que sumar la información que Pilar Eyre ha dado en exclusiva a nuestra revista sobre su riqueza. Tanto ella como su hermana la infanta Elena serán las más ricas de España, y más teniendo en cuenta que serán las grandes beneficiarias de la herencia del rey Juan Carlos a la que en su día renunció Felipe VI.