CuandoIñaki Urdangarineligió la prisión de Brieva (Ávila) para cumplir su condena de cinco años y diez meses por delitos de malversación, prevaricación, fraude y tráfico de influencias en el caso Nóos sorprendió a todos. Una cárcel sin sección masculina en la que el marido de la infanta Cristina está completamente solo, con la exclusiva compañía de los funcionarios.

Esta situación estaría a punto de cambiar. Instituciones Penitenciarias le ha hecho una propuesta por la que abandonaría definitivamente la cárcel. Iñaki Urdangarin se someterá a un programa de reinserción de presos condenados por delitos económicos que transformará de manera radical su día a día.

Artículo relacionado

Iñaki Urdangarin dejará atrás Brieva para pasar a pernoctar en un Centro de Reinserción Social (CIS Melchor Fernández Rodríguez) situado en Alcalá de Henares (Madrid). A partir de ahora, disfrutará de un fin de semana libre al mes y seguirá con su labor de voluntariado en el Centro Don Orione, ahora de lunes a viernes.

El marido de la infanta Cristina dejará atrás la soledad y empezará a compartir celda y vida con otros presos, algo que él siempre quiso evitar a como diera lugar.

Iñaki Urdangarin Infanta Cristina

Iñaki Urdangarin durante sus vacaciones de Navidad en Vitoria el año pasado.

Gtres

Tal y como han detallado desde 'El Programa de AR', dicho centro consta de 9.000 metros cuadrados, mucha más luz, algo que el yerno de don Juan Carlos echaba mucho de menos en Ávila. La orientación Sur de las celdas le permitirá disfrutar de más horas de claridad. Además, este centro, que dispone de cinco edificios, tiene aulas y amplias instalaciones deportivas, algo que también ha echado mucho en falta durante los dos años y medio que lleva encarcelado.

Por el momento, no se ha desvelado la fecha concreta en la que Iñaki Urdangarin empezará a disfrutar de estos permisos que le llevarán a disfrutar de la libertad y, sobre todo, del cariño de su familia.