Este 25 de diciembre se han despejado las dudas a propósito del actual permiso penitenciario de Iñaki Urdangarin. Un año después de su primera salida de la prisión de Brieva, donde cumple condena por malversación, prevaricación, fraude de la administración, dos delitos fiscales y tráfico de influencias, ha repetido el mismo plan, a pesar de la enorme incertidumbre que existía en esta ocasión. Sin embargo, Iñaki Urdangarin vuelve a estar reunido con su familia en Vitoria, donde ha viajado con sus hijos y la infanta Cristina para poder estar junto a su madre, Claire Liebaert.

Artículo relacionado

Todo estaba en el aire hasta este mismo día de Navidad. El contacto con un positivo por Covid-19obligaban al marido de la infanta a hacer la cuarentena obligatoria de diez días, y no solo no aseguraba que fuera a poder disfrutar del permiso penitenciario, sino que dibujaba un escenario extraño, con muchas probabilidades de celebración dentro del seno de la familia real. En el caso de que no hubiese sido posible, la infanta Cristina, que se encontraba desde hacía días en Madrid, hubiese pasado las navidades con su madre, la reina Sofía.

Urdangarin con su hijo Juan

Iñaki Urdangarin, con su primogénito Juan, a su llegada a Vitoria.

Gtres

La hermana del rey, pendiente de cualquier cambio o eventualidad que se pudiera producir a propósito de la situación de su marido, había sido precavida poniendo sobre aviso a sus hijos y reuniéndolos también en la capital. Finalmente, Iñaki salía de Brieva en las últimas horas para poner rumbo a Vitoria, donde ha llegado conduciendo su propio coche junto a sus hijos Juan Valentín, Irene y Miguel, tal y como se puede ver en las imágenes que ha publicado en primicia la revista '¡Hola!'. Allí también se encuentran Pablo y su madre, la infanta Cristina.

Quien también podría reunirse con ellos, sería la infanta Elena, que suele acompañarles durante los días que pasan en la capital vasca.