El regalo de cumpleaños le llegó antes de tiempo a Iñaki Urdangarin. Este miércoles, el marido de la infanta Cristina abandonaba la prisión de Brieva para comenzar una nueva etapa en el Centro de Inserción Social Melchor Rodríguez García, ubicado en Alcalá de Henares, donde vivirá a partir de ahora en régimen de semilibertad.

Un paso más hacia esa libertad con la que sueña desde que entrase en la cárcel en junio de 2018 para cumplir una condena de 5 años y 10 meses por prevaricación, malversación, tráfico de influencias y fraude.

Artículo relacionado

Esta nueva vuelta al sol promete ser muy diferente para Iñaki Urdangarin, que a diferencia de los últimos años, esta vez sí podrá soplar las velas junto a su familia. Tal y como ha publicado Vanitatis en primicia, la infanta Cristina, que acaba de llegar de un viaje privado a Emiratos Árabes para visitar a don Juan Carlos, y su primogénito, Juan, tienen previsto recoger al ex duque de Palma esta misma tarde en don Orione para trasladarse hasta Barcelona. Allí se reunirán con su hijo Pablo, que está instalado en la Ciudad Condal desde el pasado mes de septiembre. Por el momento se desconoce si Irene y Miguel podrán unirse a esta celebración familiar.

Iñaki Urdangarin Infanta Cristina

Iñaki Urdangarin durante sus vacaciones de Navidad en Vitoria el año pasado.

Gtres

Iñaki aprovechará su estancia en Barcelona para visitar a su hermana, Ana, y pasar tiempo con los amigos que guardan de cuando residían en el palacio de Pedralbes.

A partir de ahora, Urdangarin podrá disfrutar de un fin de semana libre al mes, tiempo en libertad que se prevé se amplíe de cara al próximo mes de mayo cuando el marido de la infanta Cristina pasará a disfrutar del Tercer Grado después de haber cumplido la mitad de la pena.