La hija pequeña de Máxima de Holanda, la princesa Ariane, elige Italia para continuar sus estudios

Máxima y Guillermo están preocupados porque la princesa Ariane pueda sufrir amenazas de algún tipo tal y como le pasó a la princesa Amalia

Lucía Camino
Lucía Camino

Periodista especializada en Casas Reales

Máxima, Amelia y Ariane
GTRES

La reina Máxima de Holanda (51 años) se despedirá este verano de su hija menor, a princesa Ariane (16 años). La benjamina de la casa saldrá del palacio en el que residen y pondrá rumbo a Italia para estudiar el bachillerato, será la última hija en abandonar el hogar familiar y esto sin duda, dejará un gran vació en el rey Guillermo (56 años) y en su esposa. 

Artículo recomendado

Amalia y Ariane de Holanda brillan con sus looks juveniles y favorecedores en la celebración del festivo nacional

Amalia y Ariane de Holanda

La Casa Real de Holanda ha emitido un comunicado con la decisión que han tomado con respecto a la educación de la princesa Ariane. "Su Alteza Real la Princesa Ariane de los Países Bajos continuará su educación después del verano en el United World College Adriatic en Italia. Estudiará allí su Bachillerato Internacional. La princesa Ariane ahora está en cuarto grado en el Christelijk Gymnasium Sorghvliet, en La Haya. El período de la escuela de la princesa es privado. Por pedido expreso de sus padres, se hace un llamado a los medios de comunicación a seguir respetando la privacidad de su hija". 

Máxima y Ariane de Holanda

La reina Máxima y la princesa Ariane de Holanda

Gtresonline

La princesa Ariane partirá rumbo a Italia

A finales de agosto la hermana pequeña de la princesa Amalia partirá a Italia, lo hará para estudiar en el United World College Adriatic en Italia. Este exclusivo centro se encuentra cercano a la ciudad de Trieste y tiene algunas diferencias con centros de la misma cadena, como puede ser el de Gales, donde estudió la princesa Alexia, la infanta Leonor o donde comenzará en agosto, la infanta Sofía. 

Una de las principales características de este centro es que no tiene un campus cerrado, como sí que pasa en otros colegios de este mismo grupo, sino que tiene repartido por todo el pueblo varios edificios donde se encuentran los laboratorios, las residencias, edificios académicos y demás instalaciones. De esta manera, los estudiantes tienen una vida mucho más activa e interactiva con la comunidad que vive en este pueblo italiano. 

En este centro UWC de Italia no ha estudiando ningún royal con anterioridad, la princesa Ariane será la primera. Quizás la elección de este colegio ha sido por un motivo de cercanía o porque le atraiga a la princesa regresar al país donde ha veraneado con su familia en su juventud. 

El rey Guillermo y su hija mediana, la princesa Alexia, estudiaron en el centro UWC de Gales, lugar en el que se encuentra estudiando su prima, la princesa Leonore, hija de los príncipes Constantin y Laurentien de Holanda. 

A pesar de que saben que es un paso necesario en la educación de la benjamina de la casa, Guillermo y Máxima pueden tener un poco de miedo con la marcha de la princesa Ariane, tras lo ocurrido con la princesa Amalia. La primogénita y heredera al trono comenzó a recibir graves amenazas por parte de la mafia con la intención de que liberaran al líder de un grupo mafioso de Holanda. Algo que finalmente no tuvo lugar, pero que dejó muy preocupada a la Familia Real neerlandesa.

Letizia y Máxima

Máxima de Holanda y Letizia en una situación parecida

Las reinas Máxima de Holanda y Letizia Ortiz se encuentran en la misma disyuntiva, este verano, a finales de agosto deberán ver cómo las pequeñas de la casa marchan y ponen rumbo al comienzo de sus vidas. Aquellas niñas, dejan de serlos para convertirse en adolescentes de pleno derecho que requieren más libertad y confianza para poder tener un futuro . 

La princesa Ariane y la infanta Sofía nacieron el mismo año y con pocos días de diferencia, una nueva generación de royals que mantiene las tradiciones actuales pero que va buscando destacar por sus propias cualidades y buscar su sitio dentro de la sociedad en el que poder encajar. 

Ninguna de ellas tendrá el peso que supone cargar con la responsabilidad de ser herederas el día de mañana, por tanto, dejan que sus hermanas mayores disfruten del privilegio y la carga, según se mire, de ser las siguientes en la línea de sucesión. 

A pesar de tener que cumplir con ciertos estándares, las nuevas generaciones de príncipes y princesas nada tiene que ver con la de sus padres o con la generación del príncipe Guillermo o Harry. Sus progenitores han apostado por protegerlos mucho más frente a los medios de comunicación y que puedan tener una vida mucho más parecida al resto de la población. 

Loading...