La reina Letizia ha dado por finalizada su semana de trabajo este viernes en compañía de don Felipe. Después de presidir el solemne acto en honor a las víctimas del coronavirus este jueves, los Reyes han cambiado de registro y como buenos apasionados del deporte han querido desearle toda la suerte al equipo olímpico español que en solo unos días pondrá rumbo a Tokio con una audiencia celebrada en el palacio de la Zarzuela.

Si bien este jueves enviaba un mensaje a través de su estilismo con las estrellas bordadas, símbolo de esperanza, hoy no se ha quedado atrás. Si hay un color que refleja a la perfección nuestro país ese es el rojo y doña Letizia no ha querido dejarlo pasar. La mujer de Felipe VI ha rescatado un diseño de color rojo que tiene su pasado deportivo y es que lo estrenó en 2019 para recibir a la Selección Española de Baloncesto después de que estos consiguieran el campeonato del mundo.

Artículo relacionado

Se trata de un vestido sin mangas, de corte clásico, largo midi y falda de vuelo plisada firmado por Carolina Herrera cuya cremallera frontal le da un toque de distinción al diseño. De la misma forma que en aquel acto, la Reina ha lucido un total look red gracias a los salones destalonados, también de Carolina Herrera.

Felipe y Letizia

Los Reyes posan con la representación del equipo olímpico español que participará en los Juegos Olímpicos de Tokio.

Casa Real

Los Reyes ya cuentan los días para poner rumbo a Palma de Mallorca. A falta de confirmación oficial, se espera que don Felipe y doña Letizia se trasladen a Marivent como cada año junto a sus dos hijas la última semana de julio coincidiendo con la recta final de la Copa del Rey de vela. Los Reyes coincidirán allí con la reina Sofía y este año sí se podrá llevar a cabo la tradicional recepción que pondrá punto y final a su estancia en la isla.