A pesar de que no está incluido en la línea de sucesión al trono de Luxemburgo, el príncipe Gabriel de Nassau ya ya se desenvuelve como pez en el agua entre los medios.

Artículo relacionado

A sus 13 años -la misma edad que la princesa Leonor- el hijo primogénito del príncipe Luis de Luxemburgo y de su exesposa, Tessy Antony, ha concedido su primera entrevista con interesantes declaraciones tanto por su forma como por su contenido, que han sido publicadas en el digital RTL de Luxemburgo.

Su encuentro comienza de la siguiente manera: "De adolescente a adolescente", ya que la entrevista se la ha realizado una joven de edad similar a la del príncipe. La chica ha confesado que sentía curiosidad por saber cómo es la vida de Gabriel con respecto a la de cualquier otro chico de su generación. La cita ha tenido lugar en una céntrica cafetería a la que el nieto de de los Grandes Duques Enrique y María Teresa ha acudido acompañado de su madre y su hermano Noah. Tranquilo y muy relajado se ha mostrado el joven príncipe ya que antes del encuentro tuvo en sus manos un borrador del cuestionario.

Gabriel ha revelado muchos aspectos de su personalidad, sus aficiones y su formación. Además de la lectura, adora los animales y es por ello que tiene un perro llamado Woody. Su asignatura preferida es el Arte y la música es una de sus grandes pasiones, sobre todo la clásica y el pop, y toca la guitarra. El joven también es aficionado a la cocina, y las tostadas francesas son su especialidad.

Consciente de que no habrá de ocupar un lugar destacado en la sucesión, el joven es libre de elegir su destino y, teniendo en cuenta su afán por ayudar a los más necesitados, no cabe duda de que seguirá los pasos de su madre en cuestiones solidarias. De mayor querría ser veterinario y, como colofón, ha confesado que su destino favorito para las vacaciones es Ibiza.