El 4 de diciembre, hace ahora 22 años, Felipe de Bélgica y la aristócrata Matilde Ghislaine d'Udekem d'Acoz contrajeron matrimonio apenas tres meses después de haber anunciado su compromiso. Un anuncio, el de la boda, que prácticamente pilló por sorpresa a los súbditos del rey Balduino –tío de Felipe–, ya que, según desvelaron, su noviazgo de tres años de duración había conseguido mantenerse en el más absoluto de los secretos.

Artículo recomendado

Felipe y Matilde de Bélgica conmemoran a los fallecidos en el quinto aniversario de los atentados de Bruselas

Felipe y Matilde de Bélgica conmemoran a los fallecidos en el quinto aniversario de los atentados de Bruselas

Ahora, 22 años y cuatro hijos después, Felipe y Matilde de los belgas han compartido una foto inédita, en la que se les puede ver muy cómplices y enamorados. Matilde lleva un vestido plisado en fucsia y naranja, y Felipe un clásico traje gris marengo y corbata azul con topos. "El Rey y la Reina celebram su 22º aniversario de boda hoy. Gracias por vuestros calurosos mensajes", dice el texto que acompaña a la imagen.

Felipe y Matilde de Bélgica

Los reyes de Bélgica posan, en una imagen inédita, por su aniversario de bodas.

Instagram @belgianroyalpalace

Los reyes de los belgas han formado una bonita familia junto a sus hijos Elisabeth (20), Gabriel (18), Emmanuel (16) y Eléonore (13). A Elisabeth, la heredera, ya hemos podido verla durante su formación militar como corresponde a la futura soberana de Bélgica, aunque a su madre, la reina Matilde, le gustaría que antes de acceder al trono, su primogénita pudiera conocer mundo y desenvolverse en el ámbito del voluntariado, una labor que ella misma desempeñó en su juventud.

Así lo manifestaba un periodista belga: "La reina Matilde me dijo una vez que espera que tanto Elisabeth como sus otros hijos tengan la oportunidad de descubrir el mundo y hacer trabajo voluntario en países del tercer mundo, igual que hizo ella en su adolescencia, cuando trabajó como voluntaria en los barrios marginales de El Cairo a la edad de 18 años".

Felipe y Matilde accedieron al trono de los belgas tras la abdicación del padre del príncipe, el rey Alberto, hermano de Balduino, el 21 de julio de 2013, día de la fiesta nacional de Bélgica.