Poco a poco las medidas del confinamiento decretado con motivo de la crisis sanitaria mundial van rebajándose en algunos países de Europa. Desde este lunes, por ejemplo, Dinamarca permite que peluquerías y otros pequeños comercios vuelvan a abrir sus puertas a los clientes con el objetivo de reactivar poco a poco la economía del país.

Artículo relacionado

Como muchos otros ciudadanos, Federico de Dinamarca no ha tardado en salir del Palacio de Christiansborg para acudir "de urgencia" a cortarse el pelo. La cuarentena ha provocado que al príncipe le creciera un flequillo muy rebelde sobre su frente que se ha podido ver en las últimas imágenes publicadas en las redes sociales de la Casa Real danesa.

"Probablemente no soy el único que ha ido al peluquero hoy. ⁣ Afortunadamente, ahora es posible que las peluquerías y otras empresas y tiendas más pequeñas permanezcan abiertas después de un periodo largo de cierre", escribía el hijo mayor de Margarita de Dinamarca junto a dos imágenes compartidas a través de las redes sociales de la Casa Real.

El heredero también aprovechaba para mostrar su agradecimiento al pueblo danés. "Quiero agradecer a todos por estar tan preparados y por ayudarnos a mantener las ruedas en funcionamiento durante un periodo que requiere mucho de todos nosotros", indicaba reconociendo el esfuerzo de los ciudadanos ante la complicada situación.

En las fotografías puede verse un divertido "antes y después" del look del esposo de Mary de Dinamarca, que posa tan cercano como bromista dejando claro cuál era la "desastrosa" situación de su melena antes de acudir a la peluquería.