Se reabren los casos

El divorcio de la princesa Haya recuerda a las princesas Latifa y Shamsa

Varias organizaciones vuelven a presionar al emir de Dubái para que facilite información sobre la vida actual de sus dos hijas, quienes también intentaron huir

Actualizado a

Haya de Jordania huida
Gtres

Está siendo un proceso largo y enrevesado, y además de centrarse en sus dos protagonistas, Haya de Jordania y el emir de Dubái, la situación ha vuelto a sacar a la luz otros dos casos muy cercanos y, en parte, similares.

Relacionado con esta noticia

Varias organizaciones han realizado las peticiones de reactivar las acciones dirigidas a esclarecer la situación actual de las princesas Latifa y Shamsa, hijas de Mohamed ben Rachid Al Maktoum, y protagonistas de dos intentos de huida que acabaron con su repatriación forzosa a Dubái.

Primero en el año 2000 con la escapada de Shamsa y después en 2018, con la de Latifa, los dos casos quedaron cerrados al encontrar a las jóvenes y reclutarlas en su huída para devolverlas a su casa. En ellos, el jeque ordenó búsquedas exhaustivas hasta que dio con las jóvenes, en Cambridge y en la costa de Goa, en la India, respectivamente.

Tras su vuelta a Dubái, poco más se supo de la vida de las dos princesas, una situación que hizo levantar sospechas sobre su bienestar y su libertad. Y ha sido precisamente ahora, en medio del conflicto legal que mantienen Haya y el emir, cuando ambos casos han vuelto a salir a la luz gracias a la similitud que hay entre ellos. Según ha declarado la directora de la firma de abogados Detenido en Dubái, Radha Stirling, "se antoja difícil que el emir pueda esperar un fallo favorable de la corte británica mientras tiene una investigación pendiente en la ONU por las denuncias de encarcelamiento y abuso de su propia hija", refiriéndose a Latifa, a quien la organización ayudó en su intento de huída.

Una nueva demanda amenaza a Mohamed ben Rachid Al Maktoum para esclarecer dónde se encuentran las princesas Latifa y Shamsa y cuáles son sus condiciones de vida. ​Según la letrada, el procedimiento se ha ignorado hasta ahora, pero el proceso legal en el que está involucrado el propio emir para recuperar a sus hijos, Jalila de 11 años y Zayed, de 7, que viven con su madre en Londres, ha provocado que el jeque decidiera por fin abrir las dependencias de su palacio a funcionarios de la ONU.

A raíz de las investigaciones, es probable que miembros de Naciones Unidas se encuentren próximamente con la princesa Latifa en persona, una reunión que estará supervisada por personas de confianza del emir de Dubái.

Más Sobre...

Casas Reales

Te recomendamos

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?