Haya de Jordania se ha convertido en una de las protagonistas de este verano provocada por su huida de Dubái con más de 35 millones de euros y sus dos hijos.

Los trámites para este divorcio millonario los iniciaba la princesa al llegar a Londres hace unas semanas, ciudad en la que reside desde que decidió tomar esta problemática decisión que incluso puede dar lugar a un conflicto diplomático entre Reino Unido y Emiratos Árabes.

Artículo relacionado

El Tribunal Superior de Londres será el escenario en el que este martes y miércoles se desarrollarán las audiencias preliminares del caso con relación a la situación de los dos hijos de la pareja, Al Jalila y Zayed, de doce y ocho años respectivamente. Por lo que no será hasta más bien entrado el otoño que se empezará a hablar de los términos del divorcio y del dinero en cuestión, y es que cabe remarcar que la fortuna del Emir está estimada en más de 12.000 millones de dólares.

Haya de Jordania

Ha sorprendido mucho la presencia de la hermana del Rey Abdalá aunque, como se esperaba, Mohammed no se ha dejado ver por la capital inglesa. Con gesto tranquilo y acompañada de sus asesores y abogada, Haya lucía un vestido blanco de mangas anchas y vuelo en la falda que llevaba un cinturón nude a juego con sus zapatos y bolso.

Sin duda, se trata de uno de los divorcios más mediáticos del momento. Para este enfrentamiento el todavía matrimonio se ha apoyado en los mejores abogados del mundo. Mientras que Haya se ha decantado por Fiona Shackleton, la misma que gestionó la separación del príncipe Carlos y Diana de Gales, Mohammed ha fichado para esta batalla judicial a Helen Ward, también llamada 'la gran dama de los divorcios'.

Haya de Jordania