En cada aparición pública de la reina Letizia su elección estilística es mirada con lupa no solo en España sino en todo el mundo. Pues bien, la prensa alemana se ha hecho eco del cambio de look de la mujer de Felipe VI durante su viaje al Parque Nacional de Doñana del pasado viernes. ¿Acierto o error?

En un primer lugar, se decantó por un estilismo de lo más primaveral compuesto por un vestido fluido en color blanco con estampado de topos y manga abullonada que completó con unos salones destalonados en color negro para su visita a la Parroquia de Nuestra Señora de Asunción y la presencia en el congreso. Sin embargo, para su paseo por las marismas de Doñana optó por una combinación mucho más cómoda y apropiada con pantalón y blusa a juego pero sin olvidar un detalle que en España ha pasado desapercibido: los zapatos de tacón.

Artículo relacionado

Letizia y Felipe

A nosotros nos parece un calzado bastante adecuado para la ocasión pero la revista 'Bunte' no piensa lo mismo. "En el parque nacional con Felipe: incluso aquí no puede prescindir de sus tacones", cita el titular de la publicación germana. La Reina se decantó por unas botas camperas marrones con ligero tacón ancho para pasear por la zona.

Bien es cierto que la relación de doña Letizia con los zapatos de tacón es muy apasionada. Destalonados, de charol, de ante, con apliques, negros, rosas, rojos... todos son bien recibidos en el vestidor de la Reina de España. Pero a pesar de esta crítica hay que reconocer que en los últimos tiempos la mujer de Felipe VI ha adecuado su calzado a según qué circunstancias y la hemos visto en más de una ocasión con zapato plano: mocasines embarrados en Orihuela, en zapatillas blancas para visitar a don Juan Carlos en el hospital...