El príncipe Guillermo está muy involucrado en la lucha contra el coronavirus. En los últimos días son varias las acciones que el duque de Cambridge ha llevado a cabo para poner su granito de arena a la hora de hacer frente a la pandemia. Además del mensaje que compartió en sus redes sociales en el que hacía un llamamiento a la responsabilidad y en el que agradecía la labor del personal sanitario, ha llevado a cabo algunos proyectos destacados. Ha acudido a un centro de llamadas de emergencia y la fundación que creó hace un año destinada a ayudar a los más vulnerables en situaciones de emergencia está siendo fundamental estos días en Reino Unido. Y ahora ha ido más allá, porque el marido de Kate Middleton está dispuesto a dar un giro a su vida para continuar ayudando a quienes lo necesiten.

Artículo relacionado

En los últimos días, y viendo la falta de personal sanitario y de material que hay en algunos países, Guillermo de Inglaterra se ha planteado retomar una profesión que ejerció hace unos años. El nieto de Isabel II está dispuesto a volver a trabajar como piloto de ambulancias medicalizadas.Entre 2015 y 2017 el hijo mayor del príncipe Carlos trabajó en esta función. Y años atrás también pilotó helicópteros de rescate en la Royal Air Force. El ‘Daily Mail' ha publicado que “Guillermo sabe que el país está poniendo mucho de su parte y también quiere ayudar”, haciendo referencia a esta intención del duque de Cambridge.

Guillermo de Inglaterra

En numerosas ocasiones el marido de Kate Middleton ha reconocido que el de pilotar ambulancias medicalizadas ha sido uno de los trabajos que más le ha marcado en su vida. Durante esa etapa tuvo que ver muchos accidentes que le hicieron entender la vida de otra manera y poner por delante de otras muchas cosas su ayuda a los demás. Desde el servicio de ambulancias británico han asegurado que estarían encantados de recibir a Guillermo y que tiene las puertas abiertas para cuando quiera incorporarse al servicio.

Guillermo de Inglaterra

El problema es que ahora es un momento muy inapropiado para hacerlo.El duque de Cambridge ha tomado las riendas de la familia real británica. Isabel II ha delegado en él casi todas las responsabilidades. Teniendo en cuenta que ella se encuentra en Windsor cumpliendo con el confinamiento y que no va a salir de allí debido a su edad de riesgo, y que el príncipe Carlos se encuentra en Escocia tras dar positivo en coronavirus, es Guillermo el que tiene que estar al frente de la familia durante estos días. El hecho de volver a trabajar como piloto de ambulancias le restaría tiempo en sus funciones reales y correría riesgos que desde Buckingham Palace ahora mismo no quieren que corra.