El comportamiento de la reina Letizia siempre es mirado con lupa y una vez más ha sido objeto de polémica. Aunque no es ningún secreto que la mujer de Felipe VI no consume alcohol siempre se convierte en noticia la forma en la que evita incluso mojarse los labios en los tradicionales brindis.

En la noche de este martes, el salón del trono del Palacio Real se engalanaba para la ocasión para homenajear al presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, y su esposa, Kim Jung-sook, y como manda la tradición tras el discurso de Felipe VI se procedió al clásico brindis, una situación de la que doña Letizia sale airosa sin probar una gota de alcohol. "Me lo acerco solo a los labios", confesaba hace ya algunos años, un gesto que repite en cada cena de gala o acto en el que es habitual brindar con cava o champán.

Artículo relacionado

Letizia brindis

Letizia brinda durante la cena de Estado en honor al presidente coreano

Casa Real

La actitud de la Reina ha sido muy criticada ya que muchos lo consideran una falta de educación pero como bien ella misma señalaba en una conversación privada lleva años sin probar el alcohol "no bebo ni siquiera vino", contaba con naturalidad. Sea como fuere lo que es más que evidente es que ni las tradiciones más férreas harán cambiar a la reina Letizia.

Tiempo atrás, doña Letizia no se acercaba ni la copa, un gesto que ha corregido en la cena con el mandatario coreano. Muchos lo achacan a que en la cultura coreana el alcohol es muy importante dentro de la sociedad ligada al afecto o a la creación de alianzas comerciales, de ahí que esta vez la consorte haya optado por mojarse los labios.