Con apenas seis años, la princesa Charlotte ya se ha convertido en todo un icono de la boda. Al igual que ocurre con todo lo que se pone su madre, Kate Middleton, la pequeña también agota todo lo que se pone. Algo que ha ocurrido con su última aparición pública.

Artículo relacionado

Fue le pasado 2 de mayo cuando la casa real británica compartió una bonita fotografía para felicitar a la niña por su sexto cumpleaños. En ella, la pequeña lucía un vestido azul con flores rosas y blancas de la marca Rachel Riley que se vende en la página web de la compañía por 59 libras (unos 68 euros). Una prenda que ha batido todos los récords la marca.

Charlotte de Cambridge

Isabel II felicita a la pequeña Charlotte.

Instagram @theroyalfamily

Según han confirmado los diseñadores a la revista Hello!, el vestido de flores se ha convertido en la prenda de ropa más vendida en los 25 años de historia de la marca. Es más, el producto se agotó en apenas 12 horas y vendieron en tan solo tres días lo que harían de normal en seis meses.

Un aumento de ventas después de que Charlotte lo luciera que ha sido toda una sorpresa para la diseñadora, quien no se lo esperaba. “¡Fue un placer verlo! Fue una sorpresa increíble”, aseguró Rachel, para continuar: “Me di cuenta cuando mis amigos y familiares comenzaron a enviarme mensajes preguntándome si el vestido era uno de los nuestros”.

Artículo relacionado

La hija mediana del príncipe Guillermo y Kate Middleton cumplió el pasado 2 de mayo seis años de edad. Una ocasión muy especial en la que desde el palacio de Buckingham se distribuyó una fotografía de lo más entrañable de la pequeña, realizada por Kate Middleton. Una instantánea que permitió a todos ver lo mucho que ha crecido la hija de los duques de Cambridge en todo este tiempo.