Hace apenas unos días, Alberto y Charlene de Mónaco viajaban hasta Nueva York con motivo de la celebración de la entrega de los Premios Fundación Princesa Grace para homenajearla por el 40 aniversario de su muerte. El matrimonio reaparecía de la mano y mostrando su unión en una velada muy significativa para la Casa Real. Sin embargo, lo que más ha llamado la atención de su estancia en la ciudad de los rascacielos, es el encuentro sorpresa e inesperado que Alberto ha protagonizado con sus dos hijos mayores, Jazmin y Alexandre, fruto de dos relaciones extramatrimoniales anteriores a su boda con Charlene, una ceremonia celebrada en junio de 2011.

Nicole Coste, madre de Alexandre, fue la encargada de compartir a través de redes sociales la instantánea de padre e hijos. Un posado que ha generado un gran revuelo debido a la ausencia de Charlene. Una vez más, los rumores sobre crisis han sobrevolado a la pareja pero ambos han dado un golpe sobre la mesa y han disfrutado de un planazo que corta de raíz todas las habladurías.

Artículo recomendado

Charlene de Mónaco acapara todo el protagonismo en Nueva York con alta joyería en homenaje a la princesa Grace Kelly

Charlene de Mónaco acapara todo el protagonismo en Nueva York con alta joyería en homenaje a la princesa Grace Kelly

El pasado fin de semana fue de lo más ajetreado para Alberto de Mónaco. El marido de Charlene dio el pistoletazo de salida a la carrera 'No Finish Line', un acto cargado de gran simbolismo y en el que se recaudaron fondos para la asociación 'Children & Future'. Aunque esta carrera benéfica tendrá lugar el próximo domingo 20 de noviembre, el soberano ha aportado su granito de arena para luchar contra las desigualdades que sufren los niños en numerosas partes del mundo... Y este, no fue su único plan.

Tras mostrar su lado más solidario, Alberto de Mónaco se reunió con la princesa Charlene para disfrutar de un partido de rugby en el Stade Vélodrome de Marsella, donde se enfrentaban Francia y Sudáfrica, país natal de la madre de Jacques y Gabriella.

Artículo recomendado

Charlene de Mónaco celebra Halloween con la imagen más 'terrorífica' de sus hijos Jacques y Gabriella

Charlene de Mónaco celebra Halloween con la imagen más 'terrorífica' de sus hijos Jacques y Gabriella

La pareja quiso apoyar a la selección sudafricana y, aunque desgraciadamente perdieron el encuentro, tanto Alberto como Charlene dejaron constancia que son grandes amantes de este deporte. Vivieron intensamente cada minuto del partido y se enfundaron dos bufandas con los colores de Sudáfrica como dos hinchas más.

Alberto de Mónaco, rotundo sobre los rumores de crisis con Charlene

En marzo de 2021 la princesa Charlene viajó hasta Sudáfrica para hacer frente a sus responsabilidades con su fundación. Su escapada se truncó después de que los médicos le diagnosticaran una infección ORL que le impedía coger un avión para volver al Principado. Seis meses estuvo la mujer de Alberto de Mónaco intentando reponerse de esta dolencia lejos de los suyos y hasta llegó a pasar por quirófano para solventar todos sus problemas. Algo, que provocó que los rumores sobre una posible ruptura en su matrimonio se incrementaran.

El soberano, cansado de especulaciones, rompió su silencio en la revista 'People' para aclarar la situación y dejar claro que su historia de amor con Charlene ha sido, es y será magnífica: "¡Charlene no se fue de Mónaco exiliada! No se fue porque estuviera enfadada conmigo o con alguien más. Se fue a Sudáfrica para comprobar el trabajo de su fundación allí y para pasar algo de tiempo con su hermano y sus amigos. Se suponía que iba a ser una estancia de una semana larga, máximo diez días. No se ha exiliado. Ha sido un problema médico que ha necesitado tratamiento, simplemente", comenzaba diciendo.

Además, no dudó en revelar que estar tan expuestos, terminó afectándoles a nivel personal a cada uno por todos los comentarios que se hicieron públicos: "Por supuesto que la afectan a ella, y por supuesto que me afectan a mí. Una lectura incorrecta de los acontecimientos siempre causa problemas. Éramos un objetivo sencillo, fácil de golpear, porque estamos muchísimo en el ojo público", sentenció.