La estancia de Charlene de Mónaco en Sudáfrica está dando mucho qué hablar. La mujer de Alberto de Mónaco se trasladaba a su país natal para cooperar con la fundación que lleva su nombre y un inesperado revés de salud ha alargado su estadía lejos del Principado, de su marido y de sus dos hijos, tres meses, una situación que ha desatado los rumores de ruptura entre el matrimonio real.

La exnadadora sufre una infección grave en la nariz, los oídos y la garganta que le ha impedido coger un avión para poner rumbo a casa. Es tal su dolencia que Charlene se ha visto obligada a someterse a varias cirugías a lo largo de estos meses. De toda esta situación ha hablado en una emisora radiofónica local. La mujer de Alberto de Mónaco ha confesado que se encuentra "bien" aunque debe cambiar una vez más su tratamiento médico.

Artículo relacionado

Sobre la fecha en la que prevé su vuelta al Principado ha sido clara y por el momento ese reencuentro familiar tendrá que esperar: "Se necesita tiempo para abordar el problema que estoy teniendo. No puedo forzar la curación, así que estaré en Sudáfrica hasta finales de octubre", ha puntualizado zanjando de una vez y por todas la polémica.

Charlene de Mónaco
Instagram HSH Princess Charlene

Aunque está volcada en su recuperación, desde la distancia Charlene quiere terminar de una vez y por todas con los rumores de distanciamiento con su marido y para ello se ha dedicado a compartir a través de su perfil oficial de Instagram un sinfín de imágenes y vídeos de lo más sentimentales, una clara campaña en la que deja patente que ella es la mayor defensora de su matrimonio, una actitud que contrasta con el silencio atronador del soberano.