Charlene de Mónaco ha visto como su escapada a Sudáfrica para unirse a la lucha contra la caza furtiva de rinocerontes se complica. La mujer del príncipe Alberto contrajo una infección ORL (otorrinolaringológica) que afecta a las vías respiratorias y los oídos el pasado mes de mayo que se ha complicado en las últimas semanas. Es más, según ha confirmado ella misma con un comunicado a través de su fundación, ha tenido que ser sometida a varios procedimientos médicos “complicados” que la han obligado incluso a pasar por el quirófano.

Artículo relacionado

Charlene de Mónaco tuvo que ser intervenida el pasado miércoles y su equipo médico le ha recomendado no regresar de Sudáfrica mientras que continúe con los tratamientos. Por ello, el príncipe Alberto y su mujer no van a poder celebrar su aniversario juntos. “Este año será el primero que no estaré con mi marido en nuestro aniversario en julio, lo que es difícil y me entristece”, ha asegurado en el comunicado.

Charlene de Mónaco
Gtres

Después de desatar todo tipo de rumores sobre sus ausencias, Charlene ha querido dejar claro que su ausencia se deberá exclusivamente a una recomendación médica. “Alberto y yo no teníamos otra opción que seguir las instrucciones del equipo médico, aunque es extremadamente difícil. Él ha sido el apoyo más increíble para mí”, ha explicado.

El propio Palacio de Mónaco explicó el pasado 21 de mayo a través de un comunicado que, debido a su diagnóstico, Charlene de Mónaco no iba a estar presente en el Gran Premio de Mónaco de Fórmula 1. Es más, en este tiempo, el príncipe Alberto y los mellizos, Jacques y Gabriella, incluso han llegado a hacerle una visita exprés en su país natal.

Artículo relacionado

No obstante, la pareja no se podrá reencontrar el próximo 1 de julio cuando se cumplan 10 años de su si quiero en el Palacio Grimaldi bajo la atenta mirada de más de 3.500 invitados.