Charlene de Mónaco acapara todas las miradas con un original vestido de 4.000 euros en el Gran Premio de F1

Charlene de Mónaco ha presidido el Gran Premio de Fórmula 1 junto al príncipe Alberto, una reaparición en la que ha vuelto a apostar por un vestido solo al alcance de unos pocos

Rebe avatar
Rebeca Alonso

Redactora digital de Lecturas

Charlene y Alberto de Mónaco
GTRES

Aunque no se ha dejado ver paseando por el pit lane, Charlene de Mónaco (45 años) ha reaparecido este domingo para presidir el Gran Premio de Fórmula 1 de la ciudad. A primera hora de la mañana era Carlota Casiraghi (36 años) quien se dejaba ver por el circuito con su hermano Andrea y su cuñada, Tatiana Santo Domingo, y a ellos se unía su tío el príncipe Alberto (65 años). 

Artículo recomendado

Carlota Casiraghi en el Gran Premio de Mónaco de F1: con sus hermanos y dando una nueva lección de estilo

Familia Real Mónaco

Ha sido minutos antes de dar comienzo la carrera cuando Charlene hacía su aparición pública. Luciendo su nueva melena castaña, la sudafricana ha vuelto a confirmar gracias a su elección estilística cual es su firma de lujo favorita. Ni Chanel ni Dior, la mujer del príncipe Alberto ha encontrado en Akris su mejor aliado para cualquier ocasión. Desde hace meses esta firma suiza se ha colado en su vestidor para regalarnos looks cargados de sofisticación, minimalismo y tendencia de Alta Costura.

A pesar de que la climatología no ha acompañado, Charlene apostaba por un elegante y primaveral vestido largo de corte recto y sin mangas en color azul marino que contaba con un llamativo estampado a rayas que recordaba a los colores del arcoiris, y que tal y como señalan desde la firma está inspirado en la obra de arte We are poems de Ugo Rondinone. 

Charlene y Alberto de Mónaco

Charlene y Alberto presiden el Gran Premio de Fórmula 1

Confeccionado en un tejido de georgette de seda, el plisado de las rayas en la parte delantera crea un bonito y favorecedor movimiento, que lo convierte en una pieza muy versátil que favorece a todo tipo de figuras. Además, cuenta con aberturas laterales que le dan un toque más fresco y sensual al look y que dejaban al descubierto unos bonitos salones azul klein que combinaban a la perfección con vestido. 

Valorado en 4.150 euros, Charlene vuelve a reafirmar que el low cost no es para ella, y es que la princesa de Mónaco prefiere apostar por prendas de lujo. Cabe recordar que en 2022 se convirtió en la royals que más dinero había gastado en ropa con un total de 739.541 euros frente a los 217.310 de Kate Middleton, una información muy llamativa teniendo en cuenta que la agenda institucional de la mujer de Alberto de Mónaco es mucho más reducida que la de la princesa de Gales. 

Charlene de Mónaco, encargada de entregar el premio a Fernando Alonso

A pesar de que la lluvia ha complicado el buen hacer de la carrera, Fernando Alonso conseguía un magnífico segundo puesto por detrás de Max Verstappen. Ha sido Charlene la encargada de entregarle el premio, momento que era capturado por las cámaras y en el que el piloto ha tenido la oportunidad de intercambiar algunas palabras con la princesa. 

Fernando Alonso y Charlene
GTRES

La cita familiar de Carlota Casiraghi en el Gran Premio de Fórmula 1

El Gran Premio de Fórmula 1 de Mónaco es uno de los eventos más esperados del año y la familia real no suele faltar a su cita. Al margen de Alberto y Charlene, quienes han presidido la carrera desde el palco, minutos antes era Carlota Casiraghi quien se dejaba ver por la pista junto a su marido, Dimitri Rasam, y sus dos hijos, Raphael y Baltazhar, de nueve y cuatro años respectivamente. 

Para la ocasión, la hija de Carolina de Mónaco ha optado por un look casual compuesto por jeans negros, una divertida camiseta de Chanel inspirada en la Fórmula 1 y sandalias. Una combinación muy cómoda y cargada de estilo a partes iguales.

Familia Real Mónaco
Gtres

Solo unos minutos después, Carlota se reunía con dos de sus hermanos, Andrea Casiraghi y Alexandra de Hannover, quienes estaban acompañados de sus respectivas parejas. La presencia de Andrea y Tatiana, junto a sus tres hijos, ha sido muy comentada, y es que no es habitual que se dejen ver de manera pública.

 

 

Loading...