Era hace trece años cuando la por entonces reina de Holanda, posaba rodeada por los Orange más pequeños con motivo de su 69º cumpleaños. En la instantánea sonreía junto a sus siete nietos mayores sin poder disimular la felicidad que le suponía aquel momento en el Palacio Huis ten Bosch. Entonces, y tras tres décadas sin niños en Palacio, la monarca Beatriz empezó a asumir el papel de abuela al enviudar del príncipe Claus.

Artículo relacionado

Sin duda, un recuerdo de lo más especial que desde la Casa Real de los Países Bajos han querido recuperar sumándose a la práctica en redes sociales de mostrar imágenes antiguas bajo el hashtag #throwbackthursday. "Esta alegre foto de la princesa Beatriz con sus nietos fue tomada en 2006", reza la Casa Real junto a la fotografía. Después de estas palabras, se enumeran por nombre y año de nacimiento a los pequeños Orange que acompañaron entonces a su abuela: Eloise (2002), Amalia (2003) Claus-Casimir (2004), Luana (2005), Alexia (2005), Leonore (2006) y Zaria (2006).

Beatriz de Holanda
Gtres

Falta en la imagen la hija menor de los reyes Máxima y Guillermo, Ariane, que nacía un año después del tierno posado familiar. Esta práctica es más que habitual en la casa de los Orange. La ahora princesa Beatriz acompaña a sus hijos y nietos cada año durante las vacaciones de invierno, que la familia al completo pasa en la estación de esquí de Lech, en Austria.

La imagen publicaba el pasado jueves significa un rescate de lo más emotivo, y cobra especial significado al tener en cuenta que la madre de Guillermo de Holanda abdicaba en 2013 -a pocos días de cumplir 75 años- como símbolo de una reivinidicación del futuro de la institución real y una apuesta a las nuevas generaciones.

Beatriz de Holanda
Gtres

Además, esta imagen de hace años viene a recalcar la necesidad que Beatriz de Holanda tiene de pasar tiempo con su familia, especialmente sus nietos. Con la crisis sanitaria, la exsoberana ha estado más aislada que nunca y no cabe duda de que los ha echado mucho de menos. Nada mejor que tirar de álbum familiar para sofocar esa necesidad de mimos y cariño.