Las calles de Roma se han convertido en una pasarela improvisada con motivo de la boda de Nikolaus y Vanina, amigos íntimos de la familia Casiraghi. Carolina de Mónaco llegaba a la Basílica de San Lorenzo acompañada por su hija Carlota Casiraghi y Tatiana Santo Domingo, mujer de Andrea. Un despliegue de estilo y sofisticación que no pasaba desapercibido para nadie.

Convertida en una de las mujeres más elegantes del mundo, no es ningún secreto que Carlota Casiraghi ha heredado la clase y elegancia innata de su madre y si por separado causan sensación allá por donde van, juntas forman un tándem insuperable. 

1 /5
Carolina de Mónaco

GTRES

1 / 5
Carlota Casiraghi

GTRES

2 / 5
Carlota Casiraghi y Tatiana Santo Domingo

GTRES

3 / 5
Beatrice Borromeo

GTRES

4 / 5
Alexandra de Hannover

GTRES

5 / 5