Carlos III ha demostrado a lo largo de los años su preocupación por el medio ambiente y los animales. El soberano dedicó parte de sus labores como príncipe a estas temáticas, que ahora también quiere abordar como rey, tal y como ha dejado claro con una de sus últimas iniciativas. En concreto, el hijo de Isabel II ha decidido desterrar el foie gras de las cartas de palacio.

Artículo recomendado

El nuevo gesto de Carlos III con el que deja claro que la princesa Ana es su brazo derecho

Carlos Ana

Según una carta que ha enviado el palacio de Buckingham al grupo de defensa de los derechos de los animales PETA y que recoge el ‘Daily Telegraph’, Carlos III no ofrecerá foie gras a los invitados de todas las residencias reales. De hecho, el soberano ya vetó el uso de este producto, hecho a partir del hígado hipertrofiado del pato o del ganso, en sus propiedades cuando era príncipe y, una vez proclamado rey de Reino Unido, ha decidido trasladarlo a todas las propiedades.

carlos III
Gtres

“No hay planes para que cambie esta política”, señala el rey Carlos III en la misiva que ha enviado al grupo, en la que se confirma que el consumo de foie gras está prohibido en todos los palacios de la monarquía, entre los que se incluyen el palacio de Buckingham, Balmoral, Windsor o Sandringham.

Una decisión que desde la organización han aplaudido. En concreto, la vicepresidenta de PETA en Reino Unido, Elisa Allen, ha declarado a la cadena británica BBC que agradecen el gesto del soberano y ha pedido al resto de ciudadanos que sigan “el ejemplo del rey y dejen el foie gras fuera del menú para estas Navidades y en adelante”. Cabe recordar que la producción de este producto está prohibido en el país, pero no lo está su venta o importación de otros países.

Artículo recomendado

Todas las manías y excentricidades para conocer mejor al rey Carlos III en su 74 cumpleaños

carlos III

Tras esta decisión, la organización ha aprovechado para hacer otra petición a Carlos III: que utilice pieles sintéticas de armiño para su coronación, que tendrá lugar el próximo 6 de mayo de 2023. Eso sí, por el momento no se sabe si el soberano atenderá a demanda, aunque sería más que probable teniendo en cuenta que en los últimos años se ha convertido en un abanderado de los derechos de los animales y la lucha contra el cambio climático.