Uno de los temas de los que más se habla desde que Charlene de Mónaco se quedó ‘atrapada’ en Sudáfrica es de en qué momento se encuentra su matrimonio con Alberto de Mónaco. Rumores de separación, desmentidos por parte de él intentando calmar las aguas sobre esta polémica o dedicatorias en forma de canción de ella hacia él han sido algunas de las cuestiones más destacadas de los últimos meses. Pero más allá de cómo está afectando a su matrimonio el hecho de que la princesa no regrese a Mónaco, hay otras personas a las que está marcando mucho su ausencia.Esas personas no son otras que sus hijos Jacques y Gabriella.

Artículo relacionado

A los pequeños, este contratiempo les ha pillado cuando están cerca de cumplir 7 años. Una edad en la que los cambios son constantes y en la que todo lo que sucede a su alrededor afecta de una forma u otra a su crecimiento. Además, durante el tiempo que su madre lleva fuera, ha habido situaciones de lo más rutinarias en las que seguro les habría gustado estar con ella como las vacaciones o la vuelta al colegio. Y a esto hay que sumar otros contratiempos que han sufrido como la rotura de pierna de Gabriella de Mónaco. Un bache que Charlene ha tenido que vivir desde la distancia.

Jacques y Gabriella de Mónaco

Los principitos se han mostrado muy cariñosos entre ellos durante toda la visita.

Gtres

Otro de los aspectos que provoca en el día a día de Jacques y Gabriella de Mónaco es que los pequeños viajan más que nunca. Alberto de Mónaco, para no dejarles sin su madre y sin su padre en el Principado, se los ha llevado en más de una ocasión con él. Además, en agosto pusieron rumbo a Sudáfrica para visitar a Charlene y poder estar así unos días junto a ella. No la veían desde el mes de mayo, cuando ella ya no pudo salir de su país debido a un tema de salud. ¿Cuándo volverán a verse? Por ahora esto es una gran incógnita. Todo apuntaba a que este mes la princesa regresaría a Mónaco junto a su marido y sus hijos, pero de momento no hay constancia de que esto vaya a suceder.