Este domingo, el programa 'Salvados' hacía un repaso por el reinado de Juan Carlos I el día en el que hubiera cumplido 45 años en el trono. Para ello, contó con la participación de varias caras conocidas que en algún momento han mantenido relación con el monarca emérito como José Bono, Alfonso Guerra y José Manuel García-Margallo.

Artículo relacionado

Como no podía ser de otra forma, el nombre de Corinna Larsen aparecía y era señalada como la causa principal del declive de don Juan Carlos y, por consiguiente, la fuerte crisis institucional en la que se encuentra la Corona. José Bono se mostró muy crítico con la amiga especial del rey emérito y recordó una anécdota en la que la "vetó" sin darse cuenta mientras revisaba la lista de personas del séquito que acompañaba al rey: "Al no saber quién era, la taché de la lista y no viajó. Nadie que yo no conociera podía volar en el séquito del Rey", explicaba con naturalidad. Y razonaba: "Al cabo de unos días me dijeron quién era pero yo no dejaba volar a nadie que no supiera quién era".

Corinna Larsen

El expresidente del Congreso de los Diputados no se quedaba ahí y acusaba directamente a Corinna: "Creo que se atribuía funciones, intuyo que para ganar dinero, que no le había atribuido nadie. Tengo un informe en el que involucró a varias instituciones españolas para hacer unas exposiciones en Barcelona y Madrid, y se le pararon los pies de manera contundente por el Ministerio de Defensa".

Por su parte, Margallo fue mucho más cauto. El exministro admite que coincidió con ella en dos ocasiones y siempre en reuniones más bien personales. Además, fue tajante a la hora de afirmar la pasión del padre de Felipe VI por nuestro país: "No no he conocido a nadie que tenga el amor por España que tiene don Juan Carlos de Borbón".

Sea como fuere, lo que es una realidad es que las declaraciones de Corinna han llevado a don Juan Carlos a Abu Dabi y según nuestra colaboradora, Pilar Eyre, no está previsto que vuelva.