El príncipe Andrés de York está rodeado de polémica. A todo lo que tiene que ver con el caso Epstein, hay que sumar que hace unos meses él y Sarah Ferguson recibieron una demanda por el impago de una casa que compraron en Suiza hace seis años. Si algo quiere el hijo de Isabel II es ir cerrando los frentes que tiene abiertos. Y para lograrlo, ha empezado por esta propiedad que adquirió junto a su exmujer pensando que iban a encontrar un lugar en el que evadirse y disfrutar de la nieve en aquel país. Pero al final lo que le ha traído han sido quebraderos de cabeza, de ahí que haya tomado una drástica decisión. Los padres de Eugenia y Beatriz de York han decidido poner a la venta esta casa para así quitarse de encima la deuda que tienen.

Artículo relacionado

En su día, el exmatrimoniocompró por 15 millones de euros este chalet ubicado en los Alpes suizos. Hasta el momento todavía quedaban por pagar cinco millones de euros, algo que tenían que haber abonado antes del 31 de diciembre del año pasado. Al ver que esto no ocurría, la propiedad decidió demandarles. Y la única solución que han encontrado para poder hacer frente a este pago tan elevado ha sido vender el chalet. Andrés de York y Sarah Ferguson han decidido venderlo por la misma cantidad que ellos lo compraron. Ahora queda esperar a ver si encuentran comprador.

Andrés de York y Sarah Ferguson

La propiedad es de lo más lujosa. Está situada en una de las zonas más lujosas de Bervier, donde también tienen casa otros ‘royals’ como Federico y Mary de Dinamarca. La parcela en la que está ubicada tiene 300 metros cuadrados y la vivienda se divide en sótano, planta baja, primera planta y ático. A nivel legal al príncipe Andrés le corresponde la primera planta y el ático y a Sarah el sótano y la planta baja. Pero con la buena relación que tienen, cuando han disfrutado de la casa junto a sus hijas lo han hecho al completo y sin divisiones. En el interior de la vivienda hay siete dormitorios, sauna, piscina climatizada e incluso una bodega, así que quien quiera comprarla encontrará un lugar de lo más exclusivo en el que pasar las temporadas de esquí de la forma más confortable.