Dicen que de las tres hermanas, Alexia de Holanda es la que más se parece a su madre, no solo físicamente, sino también en su forma de actuar y en la espontaneidad con la que protagoniza cada acto público en el que aparece. Y así lo volvió a demostrar en el tradicional posado que la familia al completo realiza cada año durante sus vacaciones de invierno en la nieve.

Artículo relacionado

Una vez más, las princesas Amalia, Alexia y Ariane acapararon todas las miradas y los objetivos de las cámaras. Mientras que la primogénita de los reyes Guillermo y Máxima mostraba la complicidad tan especial que tiene con su padre, Alexia dejaba claro que ella es la "diva" de los Orange. Con su melena pelirroja y algo de maquillaje, Alexia se mostró coqueta para los medios, haciendo distintos gestos con movimientos de pelo incluidos, algo a lo que ya nos tiene acostumbrados de anteriores posados.

Familia Real de Holanda
Gtres

Tras el posado de la familia, al que también se unieron la princesa Beatriz de Holanda, madre del monarca, el príncipe Constantino y su esposa Laurentien, y los hijos de ambos, Eloise, Claus-Casimir y Leonore, fue momento para hacer algunas bajadas por las pistas, también ante las cámaras.

Para ello, los miembros de la Casa Real holandesa subieron en telesquí pendiente arriba. Fue precisamente mientras utilizaba el arrastre cuando Alexia, saludando a los fotógrafos, perdió uno de sus bastones. El vídeo, publicado en redes sociales, muestra el momento exacto del incidente y, lo que es más interesante, la reacción que tuvo la mediana de los Orange.

"Kut, kut, kut", repitió hasta en tres ocasiones Alexia de Holanda, una palabra malsonante que significa "coño". Los comentarios no se han hecho esperar, muchos de ellos aplaudiendo la espontaneidad dela princesa e indicando que son "personas normales como los demás".