Sonriente y relajada, así se mostró el pasado fin de semana la princesa Charlene durante la celebración del día Nacional de Mónaco. Junto al príncipe Alberto, sus hijos y el resto de los Grimaldi, la que fuese deportista de élite deslumbró con su saber estar y con sus impecables estilismos, y con su actitud demostró que está completamente volcada con sus responsabilidades con la Corona. Este evento es muy significativo para la realeza monegasca y justo coincidía con un aniversario: el regreso de Charlene a Palacio.

La mujer de Alberto de Mónaco estuvo durante seis largos meses haciendo frente a una grave infección ORL (oído, nariz y garganta) que le impedía volar y, por ende, regresar a casa. Durante el tiempo que estuvo en Sudáfrica, de mayo a noviembre de 2021, tuvo que someterse a tres cirugías y su pérdida de peso generó un enorme revuelo en el Principado... Y un año después, el soberano ha querido romper su silencio para hablar alto y claro de la salud de la exnadadora.

Artículo recomendado

Jacques y Gabriella, hijos de Charlene y Alberto, los otros grandes protagonistas del Día Nacional de Mónaco

Jacques y Gabriella, hijos de Charlene y Alberto, los otros grandes protagonistas del Día Nacional de Mónaco

Alberto de Mónaco se ha manifestado sobre la situación de la princesa Charlene al cumplirse un año de su vuelta a Palacio. El padre de Jacques y Gabriella ha concedido una de sus entrevistas más personales y ha dado detalles de la recuperación de su mujer: "Estoy muy feliz de que su salud haya mejorado y pueda estar presente en muchos eventos", ha comenzado diciendo tranquilo y sereno porque Charlene se encuentre en perfectas condiciones y haya recuperado su agenda oficial como primera dama.

Charlene ha vuelto a retomar su trabajo con las protectoras de animales, en obras de caridad, en su fundación y en otros proyectos profesionales que tiene entre manos pero Alberto es consciente de que aún no está al 100% y lo primordial para todos es enfocar todos sus esfuerzos en el cuidado de la princesa: "Está aún cansada en algunos momentos. Hay que dejarle todavía tiempo para que se recomponga y para asumir otros compromisos, pero lo hará", ha continuado.

Artículo recomendado

Charlene se viste de gala y brilla como nunca en el tradicional concierto por el Día Nacional de Mónaco

Charlene se viste de gala y brilla como nunca en el tradicional concierto por el Día Nacional de Mónaco

Tanto para Charlene como para Alberto, el bienestar de su hijos es prioritario. Haber estado tanto tiempo separados de su madre ha afectado de alguna manera a Jacques y a Gabriella pero ellos han demostrado su fortaleza a pesar de su corta edad: "Progresan muy rápido en términos de madurez, están muy unidos y muy cómplices", ha seguido contado el tío de Carlota Casiraghi profundamente orgulloso de sus pequeños que el próximo mes de diciembre cumplen ocho años.

Además, este paso al frente también ha servido para que Alberto reconozca el apoyo tan incondicional que ha recibido por parte de sus hermanas, Carolina y Estefanía, y el resto de miembros del clan Grimaldi: "Estoy muy contento de que se impliquen tanto. Sé que puedo contar con ellos y sé que mis hijos también podrán contar con ellos", ha contado dejando claro que su familia ha sido un auténtico refugio en sus peores momentos.

No hay crisis que valga

Durante los meses que estuvieron separados, mucho se especuló sobre la posibilidad de que hubieran puesto fin a su matrimonio... Pero la realidad es que nunca ha habido crisis y ya se han encargado de desmentir todo los rumores sobre una ruptura: "Alberto ha sido un gran apoyo, hablamos sobre estos rumores juntos y ha hecho todo lo posible para protegernos a nuestros hijos y a mí. Como todos, somos seres humanos y como todos los seres humanos, tenemos emociones y debilidades, pero solo nuestra familia está expuesta a los medios y la más mínima debilidad se transmite", aseguraba Charlene.